Descubre su edad… en sus senos

0
473

En cada etapa de la mujer, sus senos tienen diferentes transformaciones y cambios

-Texto: Karina González Fauerman

La menstruación, los embarazos y la menopausia, así como el propio paso de los años ocasionan que los senos de la mujer se deterioren y pierdan fuerza.

“El desarrollo del busto se produce en etapas diferenciadas a lo largo de la vida de la mujer:

Antes de nacer, en la pubertad y durante los años en que puedan tener hijos. Los senos también sufren cambios durante la menstruación y cuando una mujer llega a la menopausia.

“El ser humano desarrolla los senos por completo antes de necesitarlos para amamantar, este factor aunado a la fuerza de gravedad y los embarazos, producen de forma más prematura el deterioro de los mismos”, explica el doctor Carlos Afaro.
De acuerdo con el especialista, todos estos procesos y crecimientos contribuyen a cambios muy visibles en cada etapa de la mujer.

Cuando una niña se aproxima a la adolescencia, entre los 14 y los 16 años, asegura, se inicia el momento donde los caracteres sexuales se hacen presentes y los senos son firmes y crecen mucho.

Durante la menstruación, subraya, muchas mujeres también experimentan cambios en la textura de senos, pero se sienten especialmente llenos de nudos o pequeñas bolas que son las glándulas que aumentan para prepararse ante la posibilidad de un embarazo. Si el embarazo no sucede, los senos vuelven a su tamaño normal, pero esto a lo largo de los años puede deteriorarlos.
“En el embarazo, el busto sufre muchos cambios, pues las areolas se pigmentan y hay una hinchazón rápida de los senos. Hacia finales del embarazo tienen el doble del tamaño original. Después, en la lactancia existe una manipulación mecánica de los ligamentos que sostienen el tejido y ocasiona que pierdan resistencia. Todo lo anterior contribuye a que el busto después de estos eventos quede laxo, con pérdida en el polo superior, con las areolas más pigmentadas y grandes, y a veces también con estrías”, indica.

A los treinta años, indica Alfaro, el mayor componente es glandular, lo que permite que los senos tengan firmeza y una calidad de piel adecuada por lo estrógenos. Sin embargo si han tenido uno o más embarazos, puede haber una evidente formación de estrías. Para cuando una mujer llega a los últimos años de sus cuarentas y al comienzo de sus cincuentas, los niveles de estrógeno y progesterona comienzan a bajar y variar. Esto causa muchos de los
síntomas comúnmente asociados con la menopausia, pues hay una reducción en el tejido glandular de los senos y aumento de la grasa volviéndolo mucho más laxo de lo que ya era. “Sin el estrógeno, el tejido del seno se deshidrata y se vuelve inelástico, se encoge y pierde su forma. Esto lleva a los senos “caídos” comúnmente asociados con las mujeres de esta edad. Se quita la lozanía de la piel”, agrega.

Cuidados básicos
A pesar del paso del tiempo, las mujeres pueden cuidar su cuerpo de muchas formas. La alimentación y el ejercicio son los pilares para el bienestar sin importar la edad.
“El ejercicio y una dieta balanceada es básico como en cualquier aspecto de la salud. En este aspecto se debe realizar deporte con un sostén que proporcione un soporte justo y completo del seno. Además hay que evitar cambios excesivos de peso, ya sea subir o bajar de peso en grandes cantidades, ya que esto además de contribuir a la formación de estrías, también ocasiona flacidez en la piel, subraya Alfaro. Asimismo, comenta el especialista, es recomendable no exponerse al sol sin protector solar en la zona de la v del escote, ya que así se evita que los rayos ultravioleta que deterioran la piel y disminuyen la formación de elementos básicos como el colágeno y la elastina.

Otra alternativa para levantar los senos, asegura Alfaro, es la cirugía plástica, la cual es una intervención con un margen de seguridad alto siempre y cuando se realice bajo las condiciones adecuadas, es decir, se requiere de la verificación de ciertos factores que nos ayuden a minimizar complicaciones o riesgos innecesarios.
“Los implantes en la actualidad han tenido una revolución tecnológica importante, están fabricados con gel de silicón cohesivo, esto quiere decir que aun cuando se cortaran con un cuchillo por la mitad o en partes, el contenido se mantiene en su interior y no se derrama ni se desinfla, esto los hace un prótesis muy segura y duradera para su empleo”, concluye Alfaro.

El Dr. Carlos Alfaro cuenta con la especialidad en Cirugía Plástica y está certificado por la AMCPER, Asociación Mexicana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva  (Organización con pleno reconocimiento a nivel nacional e internacional). Así mismo forma parte de la Federación Ibero Latinoamericana de Cirugía Plástica y de la International Society For Aesthetic Plastic Surgery.

https://mx.mujer.yahoo.com/blogs/siempre-bella/descubre-su-edad-en-sus-senos-195131067.html?page=all

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here