Descubren al sur de Argentina restos de un titanosaurio

0
13

Buenos Aires. Paleontólogos del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) de Argentina descubrieron en el sur del país sudamericano los restos de un titanosaurio que vivió hace 66 millones de años, informó hoy el organismo científico.

La información oficial reveló que la especie, llamada Titanomachya gimenezi, es un nuevo titanosaurio que se estima llegó a pesar unas 7 toneladas y que vivió en la Patagonia argentina sobre el final del período Cretácico.

El hallazgo tuvo lugar en la formación La Colonia, en la provincia de Chubut (sur), y fue reportado este jueves en la revista científica Historical Biology, señaló el Conicet, que además remarcó que “el descubrimiento abre la puerta a futuras investigaciones que profundicen en la diversidad y evolución de estos majestuosos gigantes”.

“El proceso de extracción fue muy minucioso e involucró a 10 personas, ya que requirió ‘embochonar’ o recubrir los restos con camisas de tela de arpillera y yeso para protegerlos antes de su traslado a los laboratorios del Museo Paleontológico Egidio Feruglio (MEF)”, informó Agustín Pérez Moreno, becario posdoctoral del Conicet en el Museo de la ciudad de La Plata y primer autor del trabajo.

Los investigadores recuperaron elementos de los miembros anteriores y posteriores, fragmentos de costillas y una vértebra caudal.

“Pequeño, si se lo compara con otros gigantes encontrados en Chubut, como Patagotitan mayorum, que se calcula medía casi 40 metros de largo, con un cuello de 12 metros y un peso estimado en 70 toneladas, ‘T. gimenezi’ es el segundo dinosaurio hallado en la formación La Colonia y el primer saurópodo, es decir, perteneciente al grupo de los vertebrados terrestres más grandes en la historia evolutiva caracterizados por ser herbívoros”, explicó el Conicet.

Pérez Moreno señaló que la formación La Colonia “es conocida por haber revelado diversos fósiles, desde dinosaurios carnívoros y plesiosaurios hasta tortugas y otros reptiles”.

“Los hallazgos en La Colonia no solo ofrecen información crucial sobre las poblaciones de saurópodos en la Patagonia durante el final del período Cretácico, sino también sobre la diversidad de los ecosistemas de la región en ese momento”, puntualizó el investigador.

El Conicet mencionó en su comunicado que la especie hallada habitó la Patagonia (sur de Argentina) durante el Maastrichtiano, la última edad del periodo Cretácico que precedió a la extinción masiva de dinosaurios.

“Las reconstrucciones ambientales de la formación La Colonia indican que por entonces esos ambientes estaban dominados por estuarios o albuferas, es decir, que su entorno contaba con una variada flora que incluía palmeras, plantas acuáticas con flores y coníferas”, detalló la información del organismo científico.

Pérez Moreno consideró que el descubrimiento “añade una nueva perspectiva a la rica historia de los dinosaurios saurópodos de la Patagonia durante el Cretácico Superior y abre la puerta a futuras investigaciones que profundicen en la diversidad y evolución de estos majestuosos gigantes”.

De acuerdo con el Conicet, el nombre que le dieron los autores al nuevo ejemplar evoca la Titanomaquia, la batalla que, en la mitología griega, fue librada por los dioses olímpicos contra los titanes, en la que estos fueron finalmente derrotados.

“Este nombre es especialmente apropiado, ya que ‘T. gimenezi’ procede de la época en que se extinguieron los titanosaurios”, destacó Pérez Moreno, y agregó que “con la palabra ‘gimenezi’ rendimos homenaje a la fallecida científica Olga Giménez, quien fue la primera paleontóloga en estudiar los dinosaurios de la provincia de Chubut. Su legado ha dejado una huella imborrable, y esta denominación busca honrar su contribución pionera a la comprensión de la rica historia paleontológica de la región”.