Dio a luz en el pasto y le cobran $1,500 por cama

0
735
La mujer mazateca contó ayer lo que vivió el pasado 2 de octubre: el pequeño se llamará Salvador.

A la indígena le negaron atención y debió pagar $400 en medicinas; la amenazan con quitarle apoyos sociales, el pequeño se llamarà Salvador

TOMADO DEL GOLFO INFO

A la indígena Irma López Aurelio no le apena que la foto donde se le ve teniendo a su hijo sobre el pasto haya sido difundida. Su preocupación es que no le quiten el apoyo de Oportunidades con el que sobreviven; ella, tres hijos, como se lo han advertido, dice, algunos funcionarios locales.
Su esposo Margarito Andrés Velásquez tuvo que gastar 400 pesos en medicamentos, jabón y cloro, que le pidió el Centro de Salud de San Felipe Jalapa de Díaz que ni siquiera atendió a su mujer. Incluso le quiso cobrar mil 500 pesos, por “derecho a cama”.

La mujer mazateca contó ayer lo que vivió el pasado 2 de octubre:

“Ahí fue donde hay pasto, ahí fue donde me alivié, porque me dijeron que caminara. Me dijo todavía ella (la enfermera a quien identifica como Juliana García Nicolás), si por eso me caminé porque yo traía dolor. ‘Vaya allá afuera’, me dijo la enfermera, que no me iba a atender. Dice (la enfermera): ‘a las 8 en punto llega el doctor’. Dice esa hora y cuando me alivié fue a las siete y media.”, comentó.
Juliana García Nicolás, la enfermera que le dijo que no la atenderían ahí, a pesar de que ya estaba en labor de parto, fue a buscar a la mujer hasta su casa y le dijo que no debía reclamar nada y sólo dedicarse a pedir para su hijo.
“Dice que yo no diga nada de los médicos, que pida para el niño; pero que no hable de la clínica”, contó Irma mientras cargaba al pequeño Salvador, como le puso al bebé que hace una semana nació a la intemperie y cuyo primer contacto fue el pasto terregoso sobre el que cayó al salir del vientre de su madre.
Para Irma, la fotografía que un fotorreportero le tomó con el bebe recién nacido aún unido a ella por el cordón umbilical, no le da vergüenza, prueba el mal servicio que reciben en ese Centro de Salud.
“Me están preguntando que quién fue el que me sacó la foto, (que) la metió a Internet, que no debo demandar a esas mujeres (a las enfermeras), pero a mí me da gusto, qué bueno que lo hicieron, para que conocieran como son cada uno de esos, si no fuera así, la gente va a seguir igual, como yo pasé”, dijo.
“No nos quieren atender ahí, nos tratan como si fuera un animal”, comentó.
Una vez que Irma había dado a luz, las enfermeras salieron y al ver la escena la ingresaron, pero le exigieron a su esposo, Margarito, que comprará algunos medicamentos, jeringas, jabón y cloro.

Además le pidieron mil 500 pesos más por el uso de la cama; sin embargo eso ya no pudo pagarlo por falta de dinero. La cama del centro de salud ni siquiera la utilizó por medio día, pues enseguida fue dada de alta y hasta con una hoja de atención del recién nacido que firmó la doctora Cecilia Ruiz Barrita, a pesar de que esta no estuvo ni asistió el parto.

“Yo sé hablar español, y voy a hablar con quien venga, no tengo miedo, me han amenazado que si hablaba me iban a quitar mi apoyo de Oportunidades, si ese dinero lo manda el gobierno, no tienen porqué quitármelo”, asegura. Por su parte, a la Secretaría de Salud de Oaxaca le pareció que lo que violó los derechos humanos de esta indígena mazateca fue la fotografía que le tomaron.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here