DOBLE GASOLINAZO!

0
700

Los precios de las gasolinas Magna y Premium, así como del diesel, tendrán a partir de hoy un doble aumento, debido al ajuste que se aplica mensualmente desde el sexenio pasado y por el impacto que el nuevo Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) tendrá en los combustibles fósiles, avalado por el Congreso de la Unión.

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) informó que el precio de la gasolina Magna aumentará nueve centavos, mientras el de la Premium y el diesel 11 centavos.

Dio a conocer que adicionalmente los precios de las gasolinas y el diesel tendrán un incremento de una sola vez respecto del IEPS, “reflejando el monto de dicho impuesto ambiental”.

En el caso de las gasolinas Magna y Premium, el aumento asociado al nuevo impuesto es de diez centavos, mientras que en el caso del diesel es de 13 centavos, precisó la dependencia.

Así, la gasolina Magna aumentará en total 19 centavos, y quedará en 12.32 pesos por litro; la Premium, 21 centavos, y costará 12.90 pesos por litro, y en el caso del diesel el incremento será en total de 24 centavos, por lo que el litro costará 12 pesos con 73 centavos.

Subrayó que el impacto del IEPS en combustibles fósiles sobre los precios de las gasolinas se dio por única ocasión, por lo que en los ajustes subsecuentes, que serán el primer sábado de cada mes, el incremento será de nueve centavos en la Magna y de 11 centavos en Premiun y Diesel.

A través de un comunicado, la SHCP explicó que el impuesto sobre combustibles fósiles aprobado por el Congreso de la Unión tiene como objetivo atenuar el ritmo de crecimiento en las emisiones de gases de efecto invernadero.

Dijo que con las medidas descritas se mantiene la política de atenuar los efectos de las variaciones en los precios internacionales del petróleo y de sus derivados sobre el bienestar de los hogares y la competitividad de las empresas del país.

También recordó que el subsidio a los combustibles beneficia principalmente a los hogares de mayores ingresos, con un efecto negativo sobre las finanzas públicas del país.

Durante 2013, este apoyo ascendió a 99 mil 951 millones de pesos al mes de noviembre, agregó la dependencia.

2014 con más impuestos.

Y es que a partir de hoy 1 de enero se aplican nuevos gravámenes por diferentes frentes, tanto por el lado de los ingresos como por la parte del consumo.

A esto se agrega que, paralelamente, se limitaron las deducciones fiscales a los contribuyentes.

Entre las nuevas cargas fiscales está que las personas físicas, que hasta el 2013 pagaban una tasa de ISR máxima de 30 por ciento, deberán pagar una mayor tasa a medida que acumulen más ingresos.

Para percepciones anuales a partir de 750 mil pesos la tasa sube a 32 por ciento; a partir de un millón, a 34 por ciento, y, empezando los 3 millones, a 35 por ciento.

Además se deberá pagar un impuesto del 10 por ciento sobre las ganancias de inversiones en la Bolsa y sobre dividendos por las utilidades obtenidas.

En la parte del consumo se dispuso un Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) del 8 por ciento a botanas, dulces, pan y otros alimentos con densidad mayor a 275 kilocalorías por cada 100 gramos, con algunas excepciones.

También se pagará un IVA adicional del 16 por ciento en la compra de mascotas y sus alimentos, mientras que a los residentes de la frontera se les incrementa la tasa general del IVA del 11 al 16 por ciento.

Abel Hibert, presidente del Colegio de Economistas de Nuevo León, explicó que los gravámenes a los alimentos referidos afectarán fuertemente a las personas de menores ingresos.

Previó que el efecto inflacionario se dará entre enero y febrero, y que también podría encarecer los créditos en Udis.

A todo esto se suma que ahora los contribuyentes tendrán más acotadas las deducciones.

Por ejemplo, al comprar un auto nuevo podrán deducirse sólo 130 mil pesos, cuando antes eran 175 mil.

Por gasto en restaurantes se bajaron las deducciones de 12.5 a 8.5 por ciento.

Igualmente, las deducciones de las personas físicas bajaron a un máximo del 10 por ciento de sus ingresos totales o cuatro salarios mínimos elevados al año (unos 98 mil pesos para Monterrey), lo que resulte menor.

Antes, estos gastos se podían deducir al 100 por ciento.

A las empresas, por su parte, se les bajó el límite de deducciones por las prestaciones laborales, del 100 al 53 por ciento.

David Puente y Alejandro Madero, del despacho Sánchez Devanny, explicaron que estas medidas podrían provocar que las empresas paguen más por cuotas al seguro social, impuestos sobre nómina y que se les descuente más a los trabajadores con créditos del Infonavit.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here