Economía mexicana, sin señales de reactivación en mayo: Imef

0
569
La economía mexicana se mantuvo sin señales de reactivación en mayo de este año, debido a que mientras el sector exportador impulsa a las manufacturas “el consumo interno no logra recuperarse de la desaceleración de la economía y del impacto de la reforma fiscal”, indicó la directiva del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (Imef).

Basado en los resultados del Indicador del Entorno Empresarial Mexicano, al quinto mes de 2014, Daniel Calleja Pinedo, presidente nacional del Imef, apuntó que no obstante la reactivación del gasto público y de las exportaciones,“la inversión y el consumo interno siguen mostrando cierta debilidad”, además de que la inversión privada se encuentra retraída a la espera de la aprobación de las leyes secundarias de las reformas energética y de telecomunicaciones.

“Hay una clara muestra de que la industria manufacturera repunta, pero el crecimiento se ha frenado por las caídas del poder adquisitivo y de la inversión”, dijo. Luego agregó: “no hay señal clara de que ya comenzamos a crecer”.

Al respecto, Ignacio Beteta Vallejo, integrante del Indicador Imef del Entorno Empresarial Mexicano, apuntó que “estamos en un estado neutro, sin crecimiento”, al sinetizar los resultados de mayo de este índice, elaborado con la colaboración del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En cuanto a la evolución de sus compenentes, explicó que el indicador manufacturero registró en mayo un “incremento marginal” de 0.4 puntos respecto a la ubicación de abril, con lo que se situó en 52.2 unidades; en tanto la serie tendencia-ciclo se colocó en 52.1 unidades.

De acuerdo con la metodología desarrollada para estos indicadores, cualquier ubicación arriba de 50 puntos expresa una expansión futura, así como cualquier posición abajo de ese umbral señala la inminencia de una contracción.

Por su parte, el indicador no manufacturero registró en mayo una disminución de 0.6 puntos respecto a la posición que tuvo en abril, con lo cual quedó colocado en 50.1 unidades, mientras la serie de tendencia-ciclo presentó el mismo valor de 50.1 puntos, con lo que lleva ya cuatro meses consecutivos a la baja, puntualizó el especialista.

Resumió: “los resultados de ambos indicadores y sus respectivas tendencias, describen una situación de una economía sin señales claras hacia un crecimiento sostenido y uniforme. Mientras que el sector exportador impulsa a las manufacturas, la debilidad del consumo interno se refleja en la caída del indicador no manufacturero”.

Por lo que respecta al desempeño de la economía mexicana en el primer trimestre de 2014, Igancio Beteta consideró que “no hay duda de que el crecimiento fue bajísimo”, que aun sin reformas la expansión anual del producto interno bruto (PIB) debía situarse entre 3 y 3.5 por ciento, en tanto que con reformas la tasa de elevación debe acercarse a 5 por ciento. Manifestó que por eso “no hay duda de que las reformas estructurales son necesarias” y presagió: “el bajo crecimiento económico se mantendrá mientras no se tenga claro cómo van a operar las leyes secundarias” que se discuten en el Congreso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here