El cáncer les ha cambiado la vida

0
653
V. Cuichapa Ver.- el cáncer, enfermedad que arruina la vida de miles de mujeres.

La historia de hoy; de dos valientes mujeres que narran sus experiencias de esta enfermedad que afecta a miles de mujeres en la zona sur de Veracruz.

Nunca se imaginaron que serían víctimas de este terrible mal que ha dejado huella en sus cuerpos

Jairo Torres Luría

60minutos.digital

El cáncer es una de las enfermedades que alrededor del mundo no respeta edad, raza, religión o condición económica, no es una enfermedad propia de un status social,  este mal puede afectar diferentes órganos del cuerpo sin que hasta el momento científicamente se de una explicación de su padecimiento; aunque muchos casos apuntan a diferentes agentes contaminantes que se consumen o bien se encuentran en el ambiente.

En el país el 13 % de la población muere debido a este mal, por lo que este es el segundo factor de muerte después de enfermedades cardiovasculares.

Ante este medio de comunicación dos valientes mujeres habitantes de esta villa, narraron el gran sufrimiento que han tenido a consecuencia de haber y estar padeciendo algún tipo de cáncer, enfermedad que ha generado muchos cambios en sus vidas.

La señora Marta Santiago Ascencio, manifestó que ella en abril del 2013 le fue detectado cáncer de mama, debido a esto fue necesario la amputación de un seno hecho que le cambio la vida, y es que no se esperaba sufrir una enfermedad de este tipo.

Dijo que debido a que presentaba un hundimiento en el pecho derecho que acudió a recibir atención médica, le fue practicada una mastografía y tiempo después los médicos requirieron su presencia de manera urgente para darle la terrible noticia, de lo que dijo jamás pensó que le diría que padecía cáncer de mama.

Tras ser descubierta la enfermedad de inmediato los doctores le manifestaron que era de suma importancia extirparle el seno afectado, operación que se llevó a cabo en diciembre del mismo año, para evitar que las células cancerígenas siguieran avanzando y ocasionara más daños a su cuerpo, así también fue sometida a seis sesiones de quimioterapias.

Explicó que tras haber recibido la noticia su vida dio un giro de 360 grados, “sentí algo horrible una sensación muy feo que recorrió mi cuerpo, me pregunte ¿porque a mí me está pasando esto?, me deprimí mucho, me sentía muy mal, pero con el paso del tiempo me fui mentalizando lo ocurrido y recordaba que pese a todo aún estaba con vida” mencionó doña Marta.

Expresó que tras haber sido operada aún sigue recibiendo tratamiento el cual tendrá una duración de al menos 5 años, para descartar que las células cancerígenas hayan sido eliminadas completamente de su cuerpo.

Señaló que la noticia los tomó por sorpresa a sus familiares, pero estos siempre mostraron actitud positiva y la alentaron a seguir adelante, siempre han estado a su lado y gracias a su apoyo también es como ha podido enfrentar el golpe psicológico por los cambios vividos el cual es el más importante y doloroso.

Y es que aunque el tiempo a pasado dijo existen días en donde se siente decaída, triste y deprimida sin intenciones de seguir adelante, pero es en ese momento es donde sus hijos se hacen presentes recordándole que debe de seguir, aunque su cuerpo sufrió un cambio hay muchas mujeres que por desgracia perdieron la batalla ante la enfermedad.

Indicó que el tratamiento para esta enfermedad resulta muy costoso, tan sólo una caja de pastillas que tienen como función destruir las células cancerígenas, tienen un costo de 3 mil pesos, por fortuna ella cuenta con servicio médico en Pemex, pero agregó que hay muchas personas con este mal y no cuentan con los recursos ni con nadie quien los apoye.

Durante los días más complicados hasta hoy nunca decayó su fe, “cuando me dieron la triste noticia que cambiaría mi vida, me encomendé a la virgen del Carmen y a San Judas Tadeo, a ellos les pedí que me cuidaran en todo momento y que los tratamientos y la operación tuvieran buenos resultados” expresó.

Doña Marta señaló que las mujeres principalmente jóvenes deben de poner especial atención en la exploración de su cuerpo, ya que esto puede hacer la diferencia entre la vida y la muerte, para lo cual hay que olvidarse de la pena y acudir a los servicios médicos.

Por su parte la señora Yolanda Escudero Sánchez dijo que ella desde hace tres años está lidiando con leucemia, es decir cáncer en la sangre, durante este tiempo la enfermedad le ha ocasionado un serio deterioro en su salud, el cual se ve reflejado principalmente en su condición física, la pérdida de apetito y de la vista.

Dijo que el mal le fue detectado tras acudir al servicio médico, ya que en el pie derecho presentaba una lesión debido a la diabetes que desde hace muchos años ha padecido, la lesión se convirtió en una ulcera hepática que provocó la amputación del 65% de la pierna, tras realizarse diferentes estudios y análisis le fue descubierta la enfermedad.

Dijo que anímicamente se siente bien, y es por esta razón que se niega a someterse a las sesiones de quimioterapias, al considerarlas una pérdida de tiempo, indica que algún día tendrá que morir.

Expresó que durante el tiempo que lleva con la enfermedad los doctores no le han proporcionado algún medicamento, únicamente toma un producto de origen natural que le compra su hijo el cual tiene un costo de 800 pesos, y es que según cuando acude a las revisiones su condición física se nota favorable por lo que los doctores consideran innecesario que consuma medicamentos.

Sus familiares dijeron que no están de acuerdo con que ella, que se niega a los tratamientos de quimioterapias, ya que con su buena actitud, este podría dar un resultado positivo, el padecimiento de su familiar ha sido un golpe muy duro el cual han afrontado y esperan que con la ayuda de Dios su salud mejore.

Terminó diciendo que no le tiene miedo a la muerte en algún momento llegará por esto quiere seguir pasando los días en compañía de sus familiares.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here