En las últimas 72 horas han sido ejecutadas en Morelos al menos 10 personas

0
435

En la última acción violenta, un comando ingresó a una vivienda en Temixco, abrió fuego y mató a cuatro personas

Pedro Tonantzin / corresponsal

18/02/2013 09:37

CUERNAVACA, 18 de febrero.- En las últimas 72 horas han sido ejecutadas en Morelos al menos 10 personas, en una escalada de violencia de los grupos criminales que operan en la entidad, quienes han realizado balaceras y ejecutado a personas, pese al anuncio del Mando Único.

La última acción de los grupos delictivos se realizó en el poblado de Acatlipa, en el municipio de Temixco, donde un grupo armado ingresó en una vivienda de la calle Narciso Mendoza, que se encuentra entre las calles 15 de Septiembre y Constitución, y abrió fuego.

Según datos en el lugar de los hechos, uno de los cadáveres quedó en la entrada a la vivienda, mientras que otros tres en el interior de la misma, sin que hasta el momento se hayan identificado y se establezca el móvil de este múltiple homicidio.

El Ejército y la Policía Federal tuvieron que acordonar la zona, debido a la agresividad de familiares, que en varias ocasiones violaron el perímetro que protegía la escena del crimen y agredieron a los peritos que realizaban las primeras investigaciones.

Los primeros dos cadáveres aparecieron encajuelados en el municipio de Tepoztlán, con un narcomensaje y tiro de gracia. Además, las víctimas estaban amordazadas.

Esa misma tarde del viernes se había registrado una balacera prácticamente afuera de la comandancia de la Policía Municipal.

Otra persona apareció en los límites entre los ejidos de Yautepec y Cuautla, con heridas en su cuerpo, pero debido a su avanzado estado de descomposición no ha sido identificado y se investiga las causas de su muerte.

Dos cadáveres más aparecieron el domingo en un campo de siembra de caña denominado Las Iguanas, en la comunidad de Santa Rosa 30, del municipio de Tlaltizapán. Ambos cuerpos no han sido identificados, pero uno era del sexo masculino, mientras que el otro tenía mutiladas sus extremidades inferiores desde la pelvis.

Ambos presentaron quemaduras en el cien por ciento de la superficie corporal, debido a la quema del cultivo y su posterior hallazgo. Los primero peritajes indicaban que tenían un tiempo estimado de muerte de tres a cinco días.

Finalmente, una mujer con huellas de estrangulamiento apareció en un hotel ubicado en Jojutla, denominado Galileo, donde se encontraba su cuerpo recargado sobre una cama

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here