Esconde Delegación Cuauhtémoc miles de despensas

0
712

México, DF.- En el deportivo Peñoles, la Delegación Cuauhtémoc, bajo administración perredista, acumula y oculta miles de despensas que presuntamente serían repartidas con propósitos electorales.

A raíz de una denuncia anónima, REFORMA acudió ayer al lugar y constató que en el gimnasio del deportivo, ubicado en Calzada de Guadalupe 125, Colonia Valle Gómez, se resguardan miles de cajas blancas con alimentos.

Al documentar y fotografiar el hallazgo, María de la Paz Arcos, funcionaria de la delegación quien se identificó como encargada del lugar, junto con otros empleados arremetió contra la reportera y el fotógrafo de este diario.

El reportero gráfico fue golpeado, esposado por policías y ambos fueron remitidos al Ministerio Público, donde permanecieron durante 5 horas por presunto allanamiento de morada, siendo que el lugar es público.

Al intentar justificar el origen y destino de las despensas Eduardo Lima, encargado del despacho en la Jefatura Delegacional, aseguró que éstas forman parte de un programa social del GDF, en la que la Delegación Cuauhtémoc colabora con la entrega a los beneficiarios.

En contraste, la directora de Desarrollo Social de la Delegación, Verónica Olvera –esposa del actual candidato del PRD a Delegado, José Luis Muñoz– señaló que las 11 mil 111 despensas son del programa Seguridad Alimentaria de la propia Delegación. Además, REFORMA constató ayer mismo que en casas particulares se integra un padrón de beneficiarios del apoyo, a cambio de entregar copia de la credencial de elector.

En el domicilio de Wagner 131, Paulina Aparicio, madre de un funcionario del área Jurídica de la Delegación, informa de los requisitos y entrega las hojas de registro, que se llenan a mano y carecen de membrete y sellos oficiales. “Tiene que traer comprobante de domicilio, acta de nacimiento, credencial del IFE y CURP de la persona que quiere afiliar.

“(La solicitud) tiene que ir dirigida a la directora de Desarrollo Social de la Delegación (Olvera)”, explicó. En el deportivo se contabilizaron más de 20 bloques con despensas empaquetadas en cajas de cartón y selladas con plástico.

Durante la mañana las despensas estaban a la vista de los visitantes detrás de una malla de alambre y resguardadas por un policía. Cuando empleados del lugar detectaron la presencia de los periodistas taparon la malla con cartulinas.

Por la tarde, militantes del Morena acusaron que las despensas serían utilizadas con fines electorales, por lo que clausuraron simbólicamente el deportivo.

Lima, en tanto, aseguró que la Delegación cooperará con las investigaciones sobre las agresiones en contra de los reporteros, y aseguró que dará vista a la Contraloría interna.  Por  Lorena Morales, Jonás López y Alberto Acosta.

fuente REFORMA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here