Familia beisbolera de Minatitlán llora pérdida de hijos en la masacre ocurrida días pasados en la ciudad

0
447

MINATITLÁN, Ver., abril 24.La familia beisbolera de Minatitlán fue golpeada en el corazón. En este municipio el rey de los deportes lo traen casi todos los niños como marca de nacimiento y no era raro ver al pequeño Santiago, de un año de edad, con su padre César Hernández en los parques.

César tenía 35 años, combinaba su carrera como ingeniero electromecánico con su afición; era entrenador del equipo Marlins y formaba parte del equipo de béisbol del Taller Mecánico del Complejo Petroquímico de Cosoleacaque.

César, Santiago y la tía Irma están entre los 13 asesinados por un comando la noche del Viernes Santo en una fiesta, a la que habían sido invitados por los vínculos de amistad tejidos por el beisbol.

La madre de Santiago y el primo, Marco Davis -catcher de un equipo semiprofesional-, están graves.

Estamos consternados por la tragedia (…) Estamos de luto, el béisbol en general está llorando a sus hijos, dijo Carlos Fernández, cronista deportivo de Minatitlán.

La rabia de muchos salió ayer a las calles. Decenas de personas marcharon para exigir justicia.

¡Mataron a mi hijo! ¡Mataron a mi hijo! ¡Ya basta! ¡Hagan algo!, llegó gritando indignada Aracely Careta. Vestía de blanco y cargaba una pancarta con el rostro de su hijo Alfredo Meugniot Careta, otra víctima.

La marcha concluyó frente al palacio municipal, donde obligaron al alcalde Nicolás Reyes (Morena) a salir y escuchar sus demandas: que informe de las estrategias para combatir la inseguridad, que destituya al director de Seguridad Pública municipal y que reactive las cámaras de vigilancia. En resumen, que se garantice la seguridad en Minatitlán.

Con información de el Universal

publicidad

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here