Golpea uno de los tifones más fuertes a Filipinas; hay un muerto

0
914

MEGA TIFÓN!

08 November, 2013 06:31:00
image

* Al menos una persona ha muerto y más de 125 mil personas han sido evacuadas en el centro de Filipinas tras la llegada del tifón
FILIPINAS.- Al menos una persona ha muerto y más de 125 mil personas han sido evacuadas en el centro de Filipinas tras la llegada del tifón Haiyan, que azota el archipiélago con vientos sostenidos de 235 kilómetros por hora y ráfagas de hasta 275.
El último informe del Consejo Nacional de Gestión y Reducción de Desastres del país reporta que un hombre de la localidad de Lingig, en Surigao del Sur, falleció ayer tras caerle un poste eléctrico.
El organismo gubernamental también indica que unas 125 mil personas o 27 mil familias de 22 provincias filipinas se encuentran alojadas en los 109 centros de evacuación acondicionados por el Gobierno.
Haiyan, bautizado como Yolanda por los organismos filipinos, tocó tierra alrededor de las 4.30 hora local de hoy (20.30 GMT del jueves) en la localidad de Guiuan, en la provincia de Leyte, en la región de Visayas Oriental, en el centro de Filipinas.
El tifón, calificado como el más fuerte que ha vivido el planeta en lo que va de año, dejó sin electricidad a casi toda la región de Visayas Oriental.
La Red Eléctrica de Filipinas indicó en un comunicado que al menos tres de sus centros en la zona habían dejado de estar operativos.
Un total de 58 provincias del archipiélago están bajo señal de amenaza de tormentas, de las cuales 21 estaban en alerta roja, apuntó en su informe el Consejo Nacional de Gestión y Reducción de Desastres.
Por su parte, los Guardacostas de Filipinas señalaron que unas tres mil personas se habían quedado atrapados en varios puertos marítimos de la región afectada. Además, la aerolínea filipina Cebu Pacific canceló un total de 122 vuelos nacionales e internacionales.
Mientras, una agencia meteorológica estadounidense advirtió que la zona más intensa del tifón Haiyan -la noreste- podía afectar y causar importantes destrozos a la capital del país.
Los gobiernos locales de varias provincias suspendieron las clases, mientras que los Guarda Costas instaron a todas las embarcaciones a no salir a navegar.
El Gobierno filipino anunció el pasado miércoles que se habían distribuido embarcaciones de rescate, ayuda de emergencia y suministros médicos a las zonas estratégicas.
La temporada de tifones en Filipinas, que empieza por lo general en junio y concluye en noviembre, atrae todos los años entre 15 y 20 tifones.
Preparación para el desastre
El presidente filipino, Benigno Aquino, advirtió el jueves a la población que se preparara para la llegada de esta tormenta cuyas rachas de viento alcanzaron picos de hasta 380 km/h en su avance hacia Filipinas.
“A nuestros responsables locales, vuestros residentes se enfrentan a un grave peligro. Hagamos todo lo que podamos mientras que (Haiyan) no ha golpeado todavía el país”, declaró Aquino en un discurso transmitido por la televisión nacional.
“Podemos disminuir las consecuencias de este tifón si nos ayudamos unos a otros. Mantengamos la calma, sobre todo cuando compremos productos de primera necesidad y al desplazarnos a lugares seguros”.
Aquino advirtió que las zonas expuestas al frente del tifón, de 600 km, sufrirán fuertes inundaciones y vientos devastadores, mientras que las áreas costeras podrían quedar sumergidas por olas de seis metros de altura.
Más de 125.000 personas de las zonas más vulnerables fueron evacuadas antes de la llegada del tifón, según defensa civil. Millones de personas permanecen encerradas en sus casas.
Según las autoridades, se cerraron colegios, los transbordadores fueron suspendidos y los pescadores recibieron la orden de asegurar sus embarcaciones.
El tifón no pasará por Manila, pero la capital de Filipinas podría sentir sus efectos por lo que numerosos colegios cerraron.
Philippine Airlines, Cebu Pacific y otras compañías aéreas anunciaron la suspensión de cientos de vuelos, en su mayoría internos, pero también algunos internacionales.
Cerca de 16 millones de personas, entre ellas 12 millones en Filipinos, se encuentran en la trayectoria del tifón. La tormenta atravesará Laos y Vietnam el domingo.
“Es un tifón muy peligroso. Los responsables locales (en Filipinas) saben cuáles son las zonas más vulnerables y han pedido que sean evacuadas”, declaró a la AFP Glaiza Escullar, de la Agencia Nacional de Meteorología.
Además, en su trayectoria casi no hay montañas lo que habría permitido atenuar su fuerza rápidamente, añadió.
Cada año, Filipinas sufre unas 20 grandes tormentas o tifones, generalmente entre junio y octubre.
En la trayectoria de Haiyan se encuentran regiones muy vulnerables que todavía tratan de recuperarse tras el paso de tormentas y del sismo de magnitud 7,1 ocurrido el mes pasado en la isla de Bohol (centro) en el que 222 personas murieron.
Unos 5.000 supervivientes del terremoto todavía viven en campamentos improvisados y fueron trasladados a colegios que se convirtieron en centros de evacuación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here