Habrá Feria del Libro en el Zócalo cuando “haya condiciones”

0
879

Miguel Ángel Mancera garantizó que el tradicional encuentro librero sí se llevará a cabo en la plancha del Zócalo, aunque no precisó la fecha ni las condiciones en que esto sucederá

09/10/2013 06:16 Virginia Bautista, Arturo Páramo y Sonia Ávila

CIUDAD DE MÉXICO, 9 de octubre.- Dicen que sí, pero no dicen cuándo. La XIII Feria Internacional del Libro de la Ciudad de México, afirmó ayer el jefe de Gobierno capitalino Miguel Ángel Mancera, se realizará en el Zócalo capitalino “cuando haya condiciones”. Sin embargo, la Secretaría de Cultura aún sigue esperando respuesta a su única condición: que se retire la vigilancia de la Plaza de la Constitución y se garantice el paso libre para poder montarla.

El número 13 fue de mala suerte para el encuentro librero que el año pasado convocó a un millón 200 mil visitantes. Planeado para reunir del 11 al 20 de octubre la oferta editorial de 350 sellos en 200 stands y a 208 escritores nacionales e internacionales, el lunes pasado se anunció de manera inesperada que se posponía debido a que el Zócalo está ocupado con un Centro de Acopio de apoyo a los damnificados por los huracanes y las lluvias en el país.

Ante la presión de los escritores a través de las redes sociales, quienes han convocado a hacer un cerco de libros en el Zócalo este viernes, día en que debería inaugurarse el encuentro, la Secretaría de Cultura propuso a los representantes del Gobierno capitalino que “de alguna manera se replegara el Centro de Acopio hacia la calle 20 de Noviembre, que está cerrada, y que liberen de las barreras la plaza para que se instale la feria”.

Nos dieron una respuesta positiva. Incluso querían que montáramos este fin de semana para abrirla el próximo miércoles, pero no quieren quitar la vigilancia. La secretaria de Cultura, Lucía García Noriega, les dijo que es necesario el retiro de la policía federal, pues podemos cohabitar con el Centro de Acopio, pero no con ellos, porque la gente no se acercaría”, aseguró ayer Paloma Saiz, directora de contenidos de la FIL.

La promotora cultural comentó que, por el momento, ya se avisó a los editores y autores que participarían que está temporalmente suspendida. “Estamos esperando a ver qué pasa. Creo que si no se súper asegura que esto no vuelve a pasar y que realmente tenemos todas las condiciones, no es conveniente estar cambiándoles las cosas a los editores. Ya sabiendo las fechas debemos reprogramar todo y tratar de salvar lo más posible”.

Dice que hoy esperan la respuesta de Carlos Meneses, director de Gobierno, en cuanto al retiro de la vigilancia. “Creo que ganó más el miedo de que los maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) vuelvan a tomar el Zócalo. Pero esto es un gran pretexto, porque los maestros están en el Monumento a la Revolución y ayer dijeron que se iban y dejarían en la ciudad un contingente muy pequeño. Parece que el temor es que se haga cualquier cosa en el Zócalo”.

Ante la posibilidad de que la FIL del Zócalo se pudiera llevar a otras sedes alternas, Saiz explicó que el problema es que no caben en ningún lugar, porque la idea de la Plaza de la Constitución es que es al aire libre, gratuita y puede albergar al más de millón de asistentes. “Si la movemos perdería su espíritu original”.

En el Artículo 8 del Capítulo II de la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro del Distrito Federal, vigente desde el 4 de marzo de 2009, se especifica que la Secretaría de Cultura capitalina será la responsable de organizar “la Feria Internacional del Libro en el Zócalo de la Ciudad de México, promoviendo su desarrollo en la mayor cantidad de espacios culturales y educativos del Distrito Federal. Tendrá como sede el Zócalo, y se podrá extender hacia otros puntos de la ciudad”.

Que se cumpla con la ley”, sólo eso pide Saiz, “porque si no se ratificaría que la tienen olvidada”.

Mancera aseguró que se realizará en esa plaza y no en otra. “Vamos a tomar definiciones con responsabilidad. No hay suspensión indefinida. Ya estaremos trabajando. Nada más que estemos en condiciones ahí va a estar (en el Zócalo)”, sentenció.

Saiz dice que necesitan cuatro días para montar los stand, que tienen un costo de cinco mil pesos cada uno, y que entre más pronto se realice la FIL se podrá rescatar más de su programación y de la calidad con la que fue organizada.

Admite que de no realizarse la feria les tendrán que regresar su dinero a los editores que ya habían pagado sus espacios. “Por el momento no queremos pensar en eso, porque estamos luchando por salvarla. De hecho, los costos de los stands este año equivalen a un tercio de los de 2012. ”

 

Según la ley

De acuerdo con la Ley de Fomento para la Lectura y el Libro del Distrito Federal:

El Zócalo capitalino debe ser la sede principal de la Feria Internacional del Libro de la Ciudad de México, según está especificado en el Artículo 8 del Capítulo II de la Ley de Fomento, vigente desde el 4 de marzo de 2009, cuando se publicó integrada por 28 artículos en cinco capítulos.

La Secretaría de Cultura capitalina será la responsable de organizar la Feria Internacional del Libro en el Zócalo de la Ciudad de México, promoviendo su desarrollo en la mayor cantidad de espacios culturales y educativos del Distrito Federal. Tendrá como sede el Zócalo, y se podrá extender hacia otros puntos de la ciudad”.

 

Descartan cancelación

El editor Fernando Valdés, director del sello Plaza y Valdés, afirma tajante que la FIL del Zócalo no se puede cancelar. “Sería un grave error del GDF. Creo que deberían posponerla, buscar una solución, porque es la feria más popular de la ciudad y ya ha formado una tradición”.

Detalla que esta ocasión había comprado tres stands, de 3 metros cuadrados cada uno, con una inversión total de 15 mil pesos, porque, además de sus escritores, había organizado un debate sobre por qué el conocimiento debe ser Patrimonio de la Humanidad. Y el domingo 20 de octubre, el último día de la feria, harían una declaratoria al respecto.

Por el momento, dice, esperan a que se definan las fechas del encuentro para avisar a sus autores extranjeros: la investigadora noruega Turid Hagene y el activista austriaco Leo Gabriel. “Que se lleve a cabo en el Zócalo. Yo vendo más en esta plaza que en la FIL Guadalajara. El año pasado vendí mil ejemplares y este año, porque bajamos los costos, esperaba que las ventas subieran a tres mil títulos”.

Por su parte, José María Castro, gerente general de Siglo XXI, lamenta que la feria se posponga. “Es uno de los eventos culturales más importantes del país, y la Ciudad de México. Después de la Feria de Minería y la de Guadalajara, que son las dos más importantes, en tercer lugar está la del Zócalo, que tiene un tinte distinto pero es muy importante. Es popular, agradable, en un lugar muy transitado”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here