Kalu, el perro moribundo al que le vuelve a crecer la cara

0
999

El animal tenía un agujero de podredumbre donde sólo los gusanos que habían infestado su rostro podían disfrutar

Casi nada se conoce de Kalu, un perro blanco y negro rescatado por la protectora Animal Aids. Tan solo que, herido de gravedad, se había resguardado en el agujero de una obra para morir en paz, tal y como cuentan desde la organización en su canal de YouTube.

Una paz que no encontró en vida, a juzgar por los fatales daños que sufría el can. Donde deberían estar la cara y los colores blanco y negro del pelaje de Kalu, tan solo hay una terrorífica imagen. Un agujero de podredumbre con el que solo los gusanos que han infestado su rostro pueden disfrutar. Una escalofriante herida que da cuenta del terrible destino sufrido por el perro.

El vídeo que la protectora Animal Aids ha publicado en YouTube muestra la asombrosa recuperación del can, que en apenas tres meses, y gracias a la entrega de los cuidadores, recupera su cara.

No obstante, las terribles heridas sufridas por el perro dejan secuelas en la vida de Kalu. El can, aunque recupera las ganas de vivir y corre alegre en las impactantes imágenes de YouTube, ha perdido un ojo.

«Su recuperación es realmente una de las más impresionantes y milagrosas que hemos visto», aseguran desde Youtube los miembros de la protectora, conocida por los vídeos de animales maltratados que cuelga en la Red.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here