La Tecnología es una revolución

0
502

25 Septiembre, 2013 – 19:52
Credito:

Julio Sánchez Onofre

Foto: Cortesía

A Kevin Kelly le sorprendieron las revelaciones que hizo Edward Snowden que aseguraban que la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) pagó millones de dólares a gigantes tecnológicos como Google, Yahoo, Microsoft o Facebook para cubrir sus operaciones de espionaje.

El problema, dice en entrevista, no es que Google o Facebookrastreen la información de sus usuarios pues “todos lo sabíamos”, sino que existan acuerdos ocultos que permitan acciones de espionaje sin que el usuario de las tecnologías esté consciente de ello.

“La gente está sorpresivamente cómoda en que los rastreensiempre que sepan quién lo está haciendo y qué cosas registran. Pero si alguien está rastreándote y no sabes quién lo está haciendo, es un problema. Y los gobiernos no te están diciendo que te van a espiar”, dijo.

La falta de transparencia y la colusión de las compañías tecnológicas con los gobiernos para el espionaje y la invasión a la privacidad es un “lado oscuro” de la tecnología.

Y sus consecuencias, agrega, pueden mermar desde la libertad de expresión hasta cambiar a las personas “volviéndolas más tímidas o que se quieran esconder más”.

Pero esto no detendrá el desarrollo de un mundo hiperconectado, inteligente, digital y robotizado, aclara Kevin Kelly, visionario de la tecnología, fundador y “Senior Maverick” de la revista Wired.

TECNOLOGÍA REVOLUCIONA INTERACCIÓN CON EL MUNDO

El experto estuvo de visita en México este miércoles para dictar una ponencia magistral en la inauguración del Movilforum 2013 de la operadora móvil Telefónica.

Ante los asistentes, el también autor del libro What Technology Wants (Penguin, 2010) expuso su visión sobre las tecnologías que revolucionarán a la sociedad, la economía y nuestra forma de interactuar con el mundo.

El cómputo en la nube, por ejemplo, ha cambiado el paradigma de industrias como la cinematográfica o musical, al cambiar el modelo de negocio de “poseer” al de “acceder”. “¿Por qué comprar una película si tengo acceso a las películas todo el tiempo?”, afirmó.

Una de las tendencias más polémicas que ve Kelly es el aumento de las tecnologías de rastreo de personas, que permiten monitorear qué hacen las personas, en qué momento y en qué lugar. Y como ejemplo, mostró un dispositivo que cabe en la palma de la mano y se comunica con un teléfono inteligente que mide los signos vitales con sólo colocarlo en la frente del usuario.

“Todo lo que puedas medir está siendo medido por alguien. Cualquier cosa, desde inteligencia, reacciones, la glucosa o la presión sanguínea. Es tecnología barata que va a cambiar la medicina rápidamente”, dijo.

Esto generará una explosión de datos y de información que al analizarla permitirá, por ejemplo, que en un futuro se desarrollen medicamentos y píldoras personalizadas “que funcionen sólo para ti”.

Kevin Kelly ve que la información biométrica habilitará el desarrollo de computadoras que sean capaces de reconocer no sólo la voz o la huella de la mano sino los sentimientos y desplieguen contenido dependiendo si el usuario está enojado o contento. Que no existan teclados en las computadoras sino que respondan a los movimientos del cuerpo.

También proyecta la masificación de robots inteligentes que no necesiten de lenguajes de programación sino que aprendan qué actividades deben realizar con sólo ver a las personas, lo que cambiará los procesos de manufactura.

Tesla Motors, compañía que diseña y fabrica automóviles eléctricos fundada por Elon Musk -cofundador de PayPal- ya empezó a utilizar este tipo de robots que tienen un valor de 20,000 dólares, “aunque su precio se reducirá”, comentó Kelly.

La tecnología integrada a las prendas de vestir, automóviles inteligentes que se manejan solos, la impresión en tercera dimensión, el financiamiento colectivo (crowdfunding) y el desarrollo de la inteligencia artificial -como la computadora Watson, de IBM- que potencie las capacidades tecnológicas serán otras disrupciones tecnológicas que serán una realidad común tal vez en cinco años, asegura el visionario.

Pero cada uno de los desarrollos tecnológicos tienen el riesgo de ser usados para dañar, admite en la entrevista.

“Cada nueva tecnología trae nuevos problemas. Cada una de las tecnologías pueden ser poderosas pero también pueden ser utilizadas con fines de abuso. Cualquier tecnología puede ser un arma y puede ser hackeada”, dijo.

Pero esto no lo desanima al afirmar que las tecnologías serán impulsoras del trabajo de los creadores, la calidad de vida de las personas y que las personas vean el mundo con diferentes ojos y tengan conciencia de su alrededor.

“Todo podrá ser hackeado en algún punto, pero eso no le quita sus beneficios y eso será algo a lo que debemos adaptarnos”, señaló.

Finalmente la recomendación que hace para México es que las autoridades den prioridad al crecimiento de los “bienes intangibles” como la información, el conocimiento y la educación para fomentar la innovación y así entrar de lleno en “la economía del nuevo mundo”.

LAS DISRUPCIONES TECNOLÓGICAS DE HOY, SEGÚN KEVIN KELLY

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here