La venida del hijo del hombre como el relámpago

0
1192

Dr. William Soto Santiago

Leemos en el capítulo 24 de San Mateo, versos 27 al 28, palabras de Jesús que dicen:

“Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre.

Porque dondequiera que estuviere el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas.”

Que Dios bendiga nuestras almas con Su Palabra y nos permita entenderla.

Nuestro tema para esta ocasión es: “LA VENIDA DEL HIJO DEL HOMBRE COMO EL RELÁMPAGO. “Se refiere a la Venida del Mesías prometida en el Antiguo Testamento y también en el Nuevo Testamento, de la cual Cristo dijo que nadie sabía cuándo sería el día y la hora. Pero dice que será como ladrón en la noche también, o sea, que será en un tiempo en que las personas no se darán cuenta de Su Venida; si la primera Venida de Cristo que no estaba profetizada como un misterio, porque decía que la virgen concebiría y daría a luz un hijo y se llamaría su nombre Emanuel, que significa “Dios con nosotros.” Isaías, capítulo 7, verso 14, y también Miqueas, capítulo 5, verso 1 en adelante, dice que de Belén de Judea saldría un guiador que apacentaría Su pueblo Israel, hablando de la Venida del Mesías.

Vean, se sabía que era a través de una virgen y que nacería en Belén de Judea, por consiguiente, sería una virgen hebrea, judía; y sería un descendiente del rey David, conforme a las palabras de Isaías, capítulo 9, versos 6 al 7, y sería el Príncipe de paz.

Ahora, con toda esa información, vean ustedes, se cumplió exactamente como estaba prometida la Venida del Mesías dos mil años atrás, se cumplió ese evento, y aun se tenía mucha información clara de la fecha. Y la fecha, vean, está aquí en el capítulo 9 de Daniel, versos 20 en adelante, dice Daniel que él estaba orando por su pueblo Israel y por su ciudad. Dice capítulo 9, versos 20 al 27, dice:

“Aún estaba hablando y orando, y confesando mi pecado y el pecado de mi pueblo Israel, y derramaba mi ruego delante de Jehová mi Dios por el monte santo de mi Dios (o sea, por Israel y sobre todo por Jerusalén, que es el monte santo),

aún estaba hablando en oración, cuando el varón Gabriel…”

El varón, o sea, el hombre Gabriel; porque es un hombre, pero de otra dimensión, así es el Arcángel Gabriel y también el Arcángel Miguel. Son ángeles que tienen grandes ejércitos o grande ejército celestial y aparecen defendiendo a Israel en diferentes ocasiones, pero también aparecen en medio de los gentiles como es el caso de la experiencia que ha tenido Daniel y la relata en sus doce capítulos de este libro del profeta Daniel; son ángeles guerreros también que trabajan por la paz, no solamente del Planeta Tierra, sino del Universo completo, son guardianes de la creación, están delante de la presencia de Dios y cuando Dios va a hacer algo en la Tierra, los envía.

*Y ahora, tenemos la promesa que el Hijo del Hombre vendrá en el tiempo final, vendrá como el relámpago que sale, ¿de dónde? Del Oriente. El Oriente es allá el pueblo hebreo y todo el territorio árabe, eso es allá en el Medio Oriente, de allá se cumplió la primera Venida del Mesías y de allí salió el Programa de redención, allí nació el cristianismo en Jerusalén el Día de Pentecostés. Y Cristo dijo: “Yo estaré con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.” (San Mateo, capítulo 28, verso 20).

Y ahora, Él ha estado moviéndose del Este, del territorio de Israel por todo el Medio Oriente, pasó a Asia Menor, pasó a Europa, pasó a Norteamérica y en este tiempo final ha pasado a la América Latina y el Caribe.

Y ahora, será como el relámpago que sale del Oriente, o sea, el Este y se muestra, se revela, se manifiesta en el Occidente, el Occidente es el territorio para la manifestación más grande de Cristo, paralela a la manifestación de Cristo allá en la tierra de Israel, será un tiempo tan grande que lo comparó Cristo con los días de Noé y con los días de Lot. Él dice: “Como fue en los días de Noé y como fue en los días de Lot, así será el día que el Hijo del Hombre se revelará, se manifestará; así será la Venida del H

Y ahora, en el Oeste será vista la manifestación del hijo del Hombre, será revelado el Hijo del Hombre y los judíos lo van a ver y van a decir: “Este es el que nosotros estamos esperando.” Es que el Hijo del Hombre, el Mesías, va a visitar a Su Iglesia, pues Su Iglesia lo está esperando, ¿para qué? Para la transformación de los vivos y la resurrección de los muertos en Cristo para luego ir con Cristo a la Cena de las Bodas del Cordero; es el cristianismo el que está esperando la Segunda Venida de Cristo.

Pero luego, vemos también que los musulmanes hasta donde hemos hablado con los líderes religiosos del islam, están esperando la Venida de Jesús y dicen: “Él no está muerto, Él va a venir y va a establecer un Reino,” y le hemos preguntado: “Y ustedes, ¿qué van a hacer en ese Reino? ¿Van a entrar a ese Reino?” – “Sí.” ¿Ve? Están esperando la Venida del Señor, de Jesús.

¿Y los cristianos están esperando la Venida de Jesús? ¿Y qué de los judíos? Los judíos están esperando la Venida del Mesías, para ellos será la primera; porque la primera no la vieron, Dios hizo en esa forma para que Cristo pudiera ser Crucificado, Sacrificado como el Sacrificio de Expiación por el pecado del ser humano, por eso fue que Cristo en la Cruz dijo: “Padre perdónalos porque no saben lo que hacen.”

No sabían lo que estaba pasando en el Programa Divino, no sabían las profecías que estaban siendo cumplidas, pero estaba muriendo por Su pueblo Israel y por todo ser humano, para que así se abriera una nueva dispensación, bajo un nuevo Pacto para que todo aquel que en Él crea no se pierda, más tenga Vida eterna.

¿Ven? Tan simple que es obtener la Vida eterna, es más simple que obtener una profesión universitaria. Algunas veces hay personas que por ser tan simple el Programa de redención, o sea, la parte que nos toca a nosotros llevar a cabo que es creer en Cristo, dar testimonio público de nuestra fe en Cristo y recibirlo como nuestro Salvador, piensan que no puede ser posible que una forma tan sencilla pueda asegurarnos la Vida eterna, pero sí es, si fuera difícil usted nunca podría obtener la Vida eterna; porque la Vida eterna no tiene un precio que usted pueda pagar, si hubiera un precio para pagar, no tendríamos la Vida eterna. Cristo pagó el precio de nuestra Salvación para que nosotros podamos tener la Vida eterna.

Y ahora, se ha estado predicando el Evangelio de Cristo por todo el mundo, para que todos puedan obtener la Vida eterna; y luego que se complete la Iglesia del Señor Jesucristo, o sea, que haya venido a los Pies de Cristo, recibido a Cristo como Salvador hasta el último que tiene su nombre escrito en el Cielo en el Libro de la Vida del Cordero, entonces Cristo habrá completado Su Iglesia y se cerrará la puerta.

Puede solicitar Material Impreso o Grabado Completamente Gratis llamando A:

Cel.  921 252 5066

o acudir a nuestras Reuniones los días Viernes a las 5:00 pm y Domingos a las 9:00 am

En la Iglesia:  

*LA ESTRELLA RESPLANDECIENTE DE LA MAÑANA*

Calle: Ignacio Zaragoza # 1   Colonia: 18 de marzo

Villa Cuichapa Mol. Ver.

Cel. 923 138 5767

o acudir a nuestras Reuniones los días Viernes a las 5:00 pm y Domingos a las 9:00 am

En la Iglesia:  

*LA VOZ DEL ÁNGEL DEL PACTO*

Calle: Campeche # 505   Colonia: México

Las Choapas, Ver.

Visite: www.carpa.com