Las muertes que marcaron el mundo de la cultura en 2012

0
672

Cultura • 29 Diciembre 2012 – 12:05pm — Notimex

Algunas de las personalidades que fallecieron este año son: el escritor Carlos Fuentes, el erudito Ernesto de la Peña, el fotógrafo Héctor García y el arquitecto Oscar Niemeyer, entre otros.

FIRMA AUTOGRAFOS CARLOS FUENTES

México • El 2012 que está por concluir trajo consigo importantes pérdidas para la comunidad cultural de México y el mundo; aquí, los mexicanos despidieron al escritor Carlos Fuentes y al polígrafo y erudito Ernesto de la Peña; al fotógrafo Héctor García y a la precursora de la danza moderna en el país, Gloria Mestre.

Mientras que el mundo entero se conmovió con el fallecimiento del longevo arquitecto brasileño Óscar Niemeyer, artífice que la ciudad de Brasilia y una de las figuras más influyentes de la arquitectura modera.

Los españoles despidieron al pintor, escultor y teórico del arte Antoni Tápies, uno de los principales exponentes del informalismo, dueño de un estilo que combinó tradición e innovación que se puede apreciar en su amplio legado.

El 30 de enero, la comunidad literaria resintió la muerte de la escritora costarricense Carmen Naranjo, reconocida novelista, cuentista y poeta, que se caracterizó por abordar el urbanismo en su obra.

El deceso del exponente del abstraccionismo Antoni Tápies, ocurrido el 6 febrero, impactó al mundo de las artes plásticas, que lo recordó como uno de los más prominentes escultores y pintores españoles del siglo XX, con diversos homenajes, entre los que destaca el que le rindieron los príncipes españoles Felipe y Letizia.

Días después, el 24 de febrero, el fallecimiento del artista Jorge Swett puso al muralismo ecuatoriano de luto, pues perdió a uno de sus grandes exponentes, artífice de 100 monumentales obras, entre las que se puede mencionar la que alberga el Aeropuerto Internacional de Maiquetía “Simón Bolívar”.

El 2 de abril se dio a conocer la muerte de la escultora estadounidense, nacionalizada mexicana, Elizabeth Catlett, quien a lo largo de su sólida trayectoria desarrolló un estilo relacionado con la imagen de la comunidad afroamericana de la que se sentía orgullosa de pertenecer.

Un día después, el 3 de abril, el considerado uno de los más prominentes intelectuales españoles del siglo XX, Antonio Mingote, falleció a los 93 años de edad y pasó a la historia como uno de los mejores humoristas.

El multipremiado escritor mexicano Carlos Fuentes murió el 15 de mayo y entre lágrimas, evocaciones y ovaciones fue despedido en numerosos homenajes, desarrollados en importantes eventos y recintos, tales como el Palacio de Bellas Artes y la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara, donde amigos y colegas se reunieron para recordar al autor de “La región más transparente”.

El país que fue inspiración de grandes obras, tales como “Aura” y “La muerte de Artemio Cruz”, fue invadido por la nostalgia que causó la partida de uno de sus más prominentes intelectuales, destacado exponente de “Boom latinoamericano”.

La fallecimiento del considerado uno de los principales representantes del periodismo gráfico nacional, Héctor García, el 2 de junio, fue lamentado también por los amantes de la imagen fija, quienes se reunieron en Palacio de Bellas Artes para despedir en un homenaje de cuerpo presente al también llamado “el fotógrafo de la ciudad”, quien dejó un amplió legado de un millón de negativos, resguardados por la fundación que lleva su nombre.

El 5 de junio, el prolífico autor estadounidense Ray Douglas Bradbury murió no obstante es recordado por sus numerosas obras de literatura de misterio, terror y ciencia ficción; días después, el 7 de junio, las letras mexicanas sufrieron otra pérdida con el deceso de Arturo Azuela, reconocido con el Premio Xavier Villaurrutia, por su obra “El tamaño del infierno”.

Un capítulo vital de la interpretación lírica se vio culminado con la muerte de la soprano estadounidense Evelyn Lear, ocurrida el 1 de julio, que dejó un gran vacío en el mundo de la música, que la recuerda como una de las más prominentes interpretes de las obras de los compositores Alban Berg y Richard Strauss.

Las luces de los teatros de Broadway, Estados Unidos, se apagaron durante un minuto como un homenaje al candidato al Premio Nobel de Literatura, Gore Vidal, quien perdió la vida el 3 de julio y es recordado por sus críticas mordaces sobre el sistema de vida americano.

Jorge Legorreta, urbanista y arquitecto mexicano, murió el 17 de julio, autoridad en cuanto a la historia y sistema hidráulico del Valle de México, cuyo pensamiento plasmó y dejó como legado en sus libros “El agua en la ciudad de México” y “Ríos, valles y manantiales del valle de México”, entre otros.

Las Artes plásticas despidieron al estadounidense de origen polaco Jan Sawka, quien falleció el 9 de agosto a los 65 años en su estudió en Nueva York, donde ultimaba los detalles de su proyecto “El viaje”, serial de mil 200 imágenes al que le dedicó sus ultima década de vida.

El 10 de septiembre la muerte del considerado erudito mexicano Ernesto de la Peña fue lamentada por escritores, académicos y autoridades culturales, quienes le rindieron homenaje de cuerpo presente en llamado Palacio de Mármol.

El mundo de la danza clásica perdió a una de sus más destacadas representantes, Olga Ferri, bailarina argentina, quien falleció el 15 de septiembre y cuya técnica y creatividad quedó impregnada en la compañía Ballet Studio Olga Ofarri-Enrique Lommi, que en cada presentación rinden tributo a sus fundadores.

Días después, el 30 de septiembre, los lectores lamentaron el deceso del escritor brasileño Autran Dourado, autor de la renovación de la literatura de en su país.

Los versos de importantes poetas fueron entonados para recordar a los vates fallecidos este año: el peruano Antonio Cisneros, quien perdió la vida el 6 de octubre y cuya lírica trascendió las fronteras al ser traducida en chino, griego y japonés; León Benarós, poeta argentino fallecido el 25 del citado mes, perteneciente a la llamada “Generación del 40”.

Edgar Neret, pionero del arte plástico moderno colombiano, murió el 11 de octubre y dejó como su legado colosales esculturas geométricas, inspiradas en sus raíces, que se pueden apreciar en diversos puntos de Colombia, tales como: “El sol”, ubicada en el Aeropuerto Internacional “José María Córdova” y “Dinamismo” en la plazuela de la Procuraduría de Bogotá.

Brasil estuvo de luto tras la muerte del connotado arquitecto modernista Óscar Niemeyer, quien perdió la vida el 5 de diciembre, a sólo 10 días de cumplir 105 años y fue despedido con respetuosos homenajes en el Palacio Presidencial de Planalto de la ciudad de Brasilia, de la que es artífice, y en la fundación que lleva su nombre.

Otra muestra de lamentación por el deceso del arquitecto brasileño la realizó el Comité de salvaguardia del patrimonio cultural inmaterial de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), reunido en París, que guardó un minuto de silencio en memoria del ícono de la arquitectura contemporánea.

En la plaza del Centro Cultural de Avilés, Asturias cientos de personas se dieron cita para recordar al vanguardista arquitecto a través de la proyección de un documental de su vida, muestra que reafirma la trascendencia e importancia de la obra de Niemeyer, modernista comprometido por realizar diseños únicos para la sociedad.

El mismo día, pero por la mañana, una estrella del firmamento jazzístico se había apagado con la muerte del pianista y compositor estadounidense Dave Brubeck, quien estaba a unas horas de cumplir 92 años de edad.

Dave Brubeck, uno de los músicos de jazz más populares del género, dejó de existir pero su legado se mantiene intacto en cerca de un centenar de grabaciones que dan cuenta de su peculiar estilo que denotaba su influencia de la música clásica y su gusto por el swing que mezcló con precisas dosis de improvisación y un deliberado uso de los tiempos.

Días después, de manera casi inadvertida pasó la muerte de la precursora de la danza moderna en México, Gloria Mestre, bailarina, coreógrafa y actriz, quien falleció el 9 de diciembre y cuya mayor contribución a su nación fue apoyar a la conformación de la Compañía Nacional de Danza.

Artista polifacética, la bailarina destacó tanto en el ballet como en el rubro de cabaret, en la década de los 40; Mestre representó al talento mexicano en más de 100 películas y en grandes escenarios como el Moulin Rouge, de París.

Este año que está por terminar ha sido de dolorosas pérdidas, no obstante estos destacados personajes del mundo de literario, dancístico, de las artes plásticas y arquitectónico, aún pueden cautivar y hacer vibrar al público con sus letras, ritmos, coreografías, pinturas, esculturas y colosales espacios, los cuales son valorados como herencias invaluables para la humanidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here