Los Mayas van más allá de una profecía

0
614
El maestro en ciencias Luis Manzanero asegura que para aquella civilización la astronomía no era un hobbie.
 

Los Mayas van más alla de una profesia.

Los mayas tenían amplios conocimientos de astronomía para su época y contaban con instrumentos básicos para medir o calcular movimientos y posiciones astrales, pero no existen evidencias de que profetizaran el fin del mundo para diciembre, señala el maestro en ciencias Luis Manzanero.

El integrante de la Sociedad Astronómica del Planetario Alfa, originario de Yucatán, y maestro en ciencias de tecnología informática del Tec de Monterrey señala que “se le ha dado más importancia a lo que supuestamente predijeron (los mayas) que a los eventos reales que conocían y los que desconocían”, expresó.

Unos genios Comentó que aunque los mayas eran grandes observadores de los fenómenos astronómicos, su intención no era develar el porqué de esos acontecimientos, sino vincularlos con su cosmogonía. “Para los mayas la astronomía no era ni un hobbie ni una ciencia, sino una forma de supervivencia física y metafísica”, dijo el estudioso, quien además señaló que hay cuatro aplicaciones directas de la astronomía maya: calendarios para la cosecha, legitimización de poder, religión y adivinación.

Pese a limitaciones Enfatizó en que, como en todas las civilizaciones antiguas, a pesar del poder de observación y cálculo, tenían limitaciones técnicas, como la falta de telescopios y herramientas especializadas, y que sus conclusiones se basan en fenómenos observables a simple vista.

“Los mayas desconocían que la Tierra es redonda, que gira alrededor del Sol y asumían que la Vía Láctea era un camino para llevar a los difuntos al inframundo”, apuntó.

“Pero sí conocían la duración real del año, el movimiento del Sol, el ciclo de Venus, y calculaban el tiempo entre eclipses”, señaló finalmente Manzanero.

El mundo no acaba El maestro Luis Manzanero señala que de acuerdo a los calendarios mayas, “la Cuenta Larga tiene como unidades básicas un día, 20 días, 360 días, 7 mil 200 días y 144 mil días. Si se toma en cuenta que el registro del calendario empezó en el año 3144 a.C, como indican los códices, y se multiplican 144 mil, que es la unidad de tiempo más larga por 13 ciclos, número de suerte maya, entonces el calendario ‘acaba’ el 21 de diciembre del 2012”.

Pero, si el calendario acaba, ¿el mundo acaba también? Manzanero responde que no hay evidencia en códices de que el fin de los tiempos sea en esa fecha por una catástrofe o apocalipsis, por lo que dijo que todo se trata de una mala interpretación o bien de información manipulada que ha tenido como resultado el temor de mucha gente.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here