PAN acusa al Gobierno Federal de querer desaparecer autonomía de CNDH

0
23
91018015. Ciudad de México, 18 Oct 2019 (Notimex-Olivia Aviña).- El presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Marko Cortés, presentó una Acción de Inconstitucionalidad contra la “Ley Bonilla”, en la Suprema Corte de Justicia. Ciudad de México, 18 de octubre de 2019. NOTIMEX/FOTO/Olivia Aviña/OAE/POL

Para el Partido Acción Nacional (PAN), la elección de Rosario Piedra como nueva titular de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) fue una imposición del partido Morena, con la intención de desaparecer todo viso de autonomía e independencia del organismo.

El dirigente del partido blanquiazul, Marko Cortés, señaló que el gobierno de Morena pretende dejar al desamparo la protección de los derechos fundamentales de los mexicanos.

La pública y destacada militancia de la señora Rosario Piedra Ibarra en Morena y su clara cercanía con el presidente de la República, nos hace suponer que estará al servicio del régimen; y que su papel al frente de la CNDH no sería para defender los derechos humanos, sino para tapar las posibles violaciones que cometa el gobierno morenista contra los ciudadanos, denunció.

Cortés Mendoza calificó de “fraudulento y tramposo” el proceso de elección de Piedra Ibarra, a fin de que Morena la impusiera “de la manera más burda”, mediante la desaparición de dos votos en el Senado, con los cuales no alcanzaba la mayoría calificada requerida para hacerse de la titularidad de la CNDH.

Por ello, exhortó a los senadores de Morena a que acepten que se debe continuar con el proceso y que se presente una nueva terna.

El líder blanquiazul también se pronunció contra la exhibición de una conversación privada vía WhatsApp entre él y el coordinador parlamentario del PAN, sobre los resultados de la elección de Rosario Piedra.

Adelantó que el espionaje político no debe tener cabida en la democracia de México, por lo que adelantó, Acción Nacional presentará una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR), con el fin de que se investigue cómo se obtuvo el chat y se sancione a los responsables.

El espionaje político no debe tener cabida en nuestra democracia. Es una práctica que debemos desterrar. Ya vimos cómo el régimen utiliza los aparatos de inteligencia para espiar a sus supuestos adversarios en redes sociales y ahora vemos que también están espiando a la oposición, en lugar de perseguir a la delincuencia, indicó en un comunicado.