‘Plagian’ 36 momias en Guanajuato

0
872

Anualmente la Ciudad de Guanajuato recibe ingresos que oscilan entre 21 a 24 millones de pesos por la exhibición de los cuerpos en el museo.

 Guanajuato (28 octubre 2012).- Un total de 36 momias se fueron al más allá, y podrían no volver.

Desde hace 42 meses, los cuerpos momificados –que forman parte del acervo de 110 Momias de Guanajuato, y cuya antigüedad oscila entre 10 a 30 años– se encuentran en Estados Unidos, donde un empresario pretende retenerlas.

Lagunas legales ponen en riesgo un contrato celebrado en el 2008 -y puesto en vigor en marzo del 2009- entre el ayuntamiento encabezado en ese entonces por el Alcalde panista Eduardo Romero Hicks, y el empresario de origen yucateco, Manuel Hernández Berlín, y podrían hacer que los cuerpos no sean devueltos al municipio a finales de este año, como estaba convenido.

Anualmente la ciudad de Guanajuato recibe ingresos que oscilan entre 21 a 24 millones de pesos por la exhibición de los cuerpos en el Museo de las Momias.

Pero con el afán de recibir 240 mil dólares anuales más -unos tres millones 67 mil 200 pesos-, Romero Hicks convino y consiguió que el Cabildo aprobara la entrega de los 36 cuerpos a la empresa “Firma Corporativo”, propiedad de Hernández Berlín, que se comprometió a exhibirlos en varias ciudades de Estados Unidos.

Sin embargo, transcurridos tres años y seis meses desde que se montó la primera exposición en Dallas, Texas, en marzo del 2009, el empresario no ha realizado ningún pago de los 730 mil dólares, unos 9 millones 585 mil pesos, que se comprometió a saldar.

Lo que hace suponer a las autoridades municipales que pretende quedarse con las momias, son dos cheques girados, cada uno por 240 mil dólares, con los cuales pretendió cubrir dos años de contrato, y que resultaron sin fondos.

Los documentos se entregaron en marzo del 2011 a la Tesorería del Municipio.

“El empresario es una persona que conoce el área legal, nos engañó girando dos cheques sin fondos. El contrato se dio por terminado por incumplimiento, y le exigimos que regresara las momias, pero se rehusó, por lo cual se interpuso una denuncia por la vía civil”, reveló el ex Alcalde priista Edgar Castro Cerrillo, quien el pasado 9 de octubre concluyó su gestión.

“El empresario tiene secuestrados los cuerpos, no sabemos las condiciones en las que se encuentran y recurrimos a una demanda civil para tratar de recuperarlos, pero nuestra gestión concluyó y toca a la nueva administración pelear por el regreso de las momias”, dijo.

El secretario del ayuntamiento, Luis Antonio Ruiz Lanuza, no descartó que Hernández Berlín se pueda quedar con las osamentas más tiempo del establecido en el contrato.

“Existe un proceso por la vía civil que se debe desahogar, inició el año pasado y no creo que concluya antes del 31 de diciembre (fecha establecida para que los cuerpos sean devueltos), por lo cual las momias podrían permanecer más tiempo del establecido en Estados Unidos, pero no tenemos otra alternativa que esperar el fallo del juicio y esperar también una posible apelación o juicio de amparo”, señaló.

El funcionario municipal comentó que es incierto saber la fecha en la cual las momias podrían ser devueltas al municipio.

“El fallo es la clave, si nos favorece, podremos decir que vendrían cosas positivas, porque dentro del juicio estamos peleando la entrega de los 240 mil dólares anuales que debieron ingresar a la Tesorería, pero no creo que se resuelva en este año, no hay fecha”, reiteró.

‘No hay fecha’, dice empresario

En una comparecencia judicial, el empresario Manuel Hernández Berlín declaró que el contrato celebrado con el ayuntamiento de Guanajuato no lo obliga a regresar las momias en un plazo determinado.

“No se estableció un documento que obligue a regresar, en una fecha determinada, los cuerpos”, declaró en el Juzgado Segundo de Primera Instancia en materia civil, el 28 de agosto pasado.

“En los documentos que firmé con el ayuntamiento de Guanajuato no se asentó que el pago de 240 mil dólares fuera anual, no se asentó la palabra anual”, manifestó.

En su defensa, el empresario aclaró que no ha hecho efectivo el pago, porque dentro de una cláusula firmada se establece que para cumplir con el compromiso económico deben exhibirse por un lapso de 12 meses consecutivos las momias en Estados Unidos, lo cual no ha ocurrido.

Érika Arroyo Bello, ex regidora del Ayuntamiento y actual diputada local por el PRI, señaló que el contrato de Hernández Berlín vence el 31 de diciembre próximo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here