Policías mataron a mí hijo, exijo investiguen

0
775
dio Aurelia Salaya Barahona, madre del joven que presuntamente se suicidó al interior de la cárcel preventiva en Villa Cuichapa.
dio Aurelia Salaya Barahona, madre del joven que presuntamente se suicidó al interior de la cárcel preventiva en Villa Cuichapa.
Aurelia Salaya Barahona, madre del joven que presuntamente se suicidó al interior de la cárcel preventiva en Villa Cuichapa.

 

Villa Cuichapa Ver.- hay irregularidades en el certificado de defunción.
Villa Cuichapa Ver.- hay irregularidades en el certificado de defunción.

Aurelia Salaya Barahona dio a conocer que es intimidada por los uniformados para que se calle

 Felipe García Hernández

Las Choapas, Ver.

 “A mi hijo lo mataron los policías”, estoy segura de eso y llegare hasta las últimas consecuencias, las cosas no se van a quedar así”, fueron las palabras textuales que dio Aurelia Salaya Barahona, madre del joven que presuntamente se suicidó al interior de la cárcel preventiva en Villa Cuichapa.

Durante una entrevista con este medio informativo, dicha mujer desesperada pidió la intervención del Subprocurador de Justicia en el Estado, Ricardo Javier Carrillo Almeida, ya que hay ciertas cosas que los elementos policiacos tratan de cuadrar, principalmente aquellos que lo detuvieron.

Asegura con firmeza que a su hijo, quien se encontraba estudiando el sexto semestre en el Colegio de Bachilleres del Estado de Veracruz (Cobaev44), lo mataron al interior de la cárcel al parecer por que ya lo traían en la mira, incluso era hostigado frecuentemente.

Indicó que el día de su detención Samuel Cansigno Salaya, se encontraba junto a su novia frente al rancho “La Ceiba”, propiedad de la familia Coto, a ese lugar llegó una patrulla alrededor de las 22:00 horas y sin decirle una sola palabra los uniformados lo levantaron.

El delito que le fincaron fue por una falta administrativa la cual no especificaron en la bitácora de ingresos a la cárcel, en tanto que su novia de quien se omite su identidad por ser una menor de edad, la amenazaron y le dijeron que se metiera a su casa.

Como si se tratara de un peligroso delincuente, relató que los policías lo subieron a golpes en la batea del vehículo oficial y lo llevaron acostado, así mismo lo pusieron tras las rejas, no sin antes quitarle sus pertenencias de valor.

Sin embargo, minutos después de la media noche, misteriosamente seria encontrado muerto, ya que presuntamente el mismo se amarró su propia camisa al cuello y se colgó de los barrotes, versión que hasta el momento ha hecho creer la autoridad.

El joven Samuel Cansigno Salaya, quien tuvo su domicilio particular en el ejido Arroyo Blanco, perteneciente al municipio de Moloacán, será sepultado hoy, en tanto que su madre exige a las autoridades correspondientes investiguen a fondo el caso y se esclarezca.

Y es que una serie de irregularidades se presentaron, al menos así lo manifiestan abiertamente los familiares del estudiante, ya que la camisa con la que supuestamente se colgó, no aparece, de igual forma relataron que no había motivos para tomar esa fatal decisión, pero sobre todo que los mismos policías manipularon el cuerpo.

De igual forma pusieron al descubierto que el médico que certificó no es un legista, incluso mostraron el acta de defunción que les entregaron con número de folio 140789028 y la cedula profesional del galeno con número 2693081, pero sin especificar su nombre, su firma o un sello.

Por todo lo anterior, Aurelia Salaya Barahona, dijo no descansará hasta saber la verdad y se castigue a quienes resulten responsables, ya que a su hijo lo mataron policías al mando del director Pablo Atilano Núñez y al primer comandante José Carlos Torres Martinez, no se suicidó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here