QUE SABES DE COATZACOLCOS (cuéntamelo)

0
118

Por: Héctor Zaragoza López

¡Oh!, que maravillosos años, los 40’s, la pavimentación en Coatzacoalcos sólo se conocía en pocas calles, por todos lados el arenero, las niguas y el petróleo que se vendía por litros a 20 centavos para curar las niguas.

El parque Independencia y el gran escenario el Teatro al Aire Libre Don Venustiano Carranza, el Hotel Tubilla, en la segunda calle de Miguel Hidalgo, el Oliden en la Calle Cristóbal Colón y lo que es hoy el Boulevard Manuel Ávila Camacho.

Recuerdo que, para ir a la playa en las bellas épocas de las enramadas, se transitaba únicamente por la arenosa avenida Venustiano Carranza, por un carril los autos llegaban subiendo la loma, primero en Lerdo, bajabas y la segunda en Salvador Díaz Mirón se iniciaba hasta Bella Vista.

Pero Todos íbamos a disfrutar de las playas de Puerto México, además a refrescarse en las enramadas de conocidos personajes, uno de ellos el más llevadero, el famoso Charrascas y recuerdas, había un salón de baile y cantina, claro está, se llamaba creo el Miramar, en el lugar el ambiente con la música de la marimba, no recuerdo de Lalo Ramos o Ruperto Gallegos, o quizá ambos.

Un dato interesante de los años 40’s, la explosión de un pequeño buque, anclado en el muelle, que navegaba de Puerto Ceiba, Tabasco, a Puerto México, costeando, ese buque se llamó El Ébano, se registraron varias personas que perdieron la vida en dicha explosión, así como quemados, a los que por cierto envolvían en hojas de plátano, que venían de los buques atracados en el muelle y que había traído el fruto a Puerto México para trasladarlo por ferrocarril hacia los Estados Unidos.

Recuerdo que el plátano maduro se tiraba por racimos, ese los gringos ya lo desechaban y todos nosotros de bajos recursos lo alcanzábamos a llevar a casa para la alimentación.

¡Que maravillosa época!