Sheinbaum insiste en que la escultura de una mujer indígena sustituya la de Colón

0
48

Ciudad De México.

La jefa de gobierno, Claudia Sheinbaum, defendió la idea de colocar una escultura de una mujer indígena en la emblemática avenida Reforma, en lugar de la estatua de Cristóbal Colón, para reivindicar “las figuras históricas que han sido las más olvidadas y violentadas”.

“Mover la estatua de Colón y en su lugar poner la de una mujer indígena es un movimiento en contra del silencio histórico. Es una reivindicación de las figuras históricas que han sido las más olvidadas y violentadas; implica dejar como legado una visión que rescata no sólo la participación de las silenciadas, sino que las coloca en el centro. El silencio histórico se vuelve entonces voz, se vuelve camino, se vuelve posibilidad futura.”, justificó.

En un artículo publicado este miércoles en el diario La Jornada, luego de que se decidió poner fin al proyecto del escultor Pedro Reyes, quien talló la cabeza estilizada de una mujer indígena, Sheinbaum ofreció sus argumentos.

“El cambio de énfasis que implica este nuevo monumento nos ayuda a recordar el origen, nuestro origen. Nos ayuda a colocar a la figura femenina como protagonista de un pasado que le ha sido negado. Reasignarle el lugar a la mujer en el curso de la historia implica también reivindicar su lugar en el hoy. Implica iniciar un cambio de conciencia en el que nos sentimos orgullosas de nuestro protagonismo y no silenciadas por la omisión y sumisión que han caracterizado la historia de la mujer, y en particular de la mujer indígena.

“Sin duda Colón significó un cambio en la historia del mundo, pero cómo entendemos ese cambio es lo que hoy nos cuestionamos. Colocar a una mujer y en particular a una mujer indígena en este lugar implica empezar a replantear la mirada histórica. Implica empezar a contar la historia desde otro lugar. Implica colocarnos frente a nuestro pasado y, por tanto, frente a nuestro presente y futuro, desde la mirada de la mujer indígena como parte esencial de la historia de este continente. Implica también que generaciones de mujeres presentes y futuras puedan reconocerse como hacedoras de historia. Ese es nuestro cambio de conciencia”.

Según la jefa de gobierno capitalino, es una responsabilidad ética replantearnos el pasado para transformar las injusticias del presente.

“Sólo así podemos combatir el racismo y el clasismo que se viven en la actualidad. La transformación tiene que ser de raíz y por ello recolocamos la mirada histórica. Este monumento recupera la valentía y la resistencia de personas que han quedado silenciadas por cientos de años a pesar de sus luchas y resistencias, a pesar de haber sido vencidas, pero nunca rendidas. Responsabilidad de la que podemos sentirnos muy orgullosos y de la que nos estamos haciendo cargo”, recalcó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here