Sin indemnizar a 2 lesionados

0
568

A un año, la empresa “Coca-Cola” no quiere hacerse responsable

Felipe García Hernández

Las Choapas, Ver.

Poco le ha importado a la empresa refresquera “Coca-Cola” cumplir con su obligación y por el contrario hasta las autoridades judiciales se han prestado al juego, pues ya se cumplió más de un año del mortal accidente provocado por una de sus camionetas contra un taxi que dejó un muerto y cinco lesionados en el municipio de Las Choapas, los cuales hasta hoy siguen en la espera de una indemnización.

Como se recordara este accidente ocurrió el pasado 16 de abril del 2013 y alrededor de las 9 de la mañana sobre la carretera Las Choapas-Paralelo justo a la altura del pozo “Los Soldados”, sobre esta arteria se desplazaba Jorge Alberto Quevedo Domínguez, conductor del taxi número 422 junto con 4 pasajeros a bordo.

Sin embargo, antes de llegar a las granjas de pollo “Bachoco”, el entonces empleado de la empresa Coca-Cola, Jesús Alberto Izquierdo López de 21 años de edad y quien además conducía una camioneta Nissan de batea color rojo, con placas de circulación XT-58-921 del Estado de Veracruz, con número económico MIN021, terminó perdiendo el control total.

Lo anterior, debido al exceso de velocidad al que se desplazaba y que incluso lo obligó a derrapar para después estrellarse de frente y fuertemente contra el taxi en el que perdiera la vida el agente especial de Pemex, Víctor Manuel Téllez Cabrera de 39 años de edad, el cual tenía su domicilio en la carretera a Compresoras número 121-B de la colonia J. Mario Rosado.

En el lugar del accidente quedó gravemente lesionado el taxista, así como los pasajeros Valentina Casango Carrillo, Fidel Aguirre García y Saúl García Martínez, estos dos últimos a los cuales les arruinaron sus vidas tras quedar lisiados pues solo pueden caminar con ayuda de muletas y por lo consiguiente no pueden trabajar.

Cabe señalar que la empresa refresquera pretende resolver definitivamente el problema, otorgando la raquítica cantidad de 20 mil pesos para Fidel y 30 mil pesos para Saúl, motivo por el cual estas dos personas se encuentran enardecidas y exigen que la Coca-Cola les pague conforme a la ley lo que les corresponde, puesto que llevan gastado para su pronta recuperación más de 100 mil pesos cada uno y sus familias a las que tienen que mantener comienzan a desesperar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here