Taxista se niega a pagar daños a humilde vendedor de nieve

0
747

taxi responsable seguro (1) choque

Villa Allende, Ver.

Gregorio Jiménez

A más de 12 días que un irresponsable chofer de taxi de la Villa de Allende arrastrara el triciclo de un conocido vendedor de helados, no se han querido hacer responsable de los daños.

El accidente ocurrió el día lunes 9 de mayo del presente año, cuando el taxista identificado como Antonio Jiménez Gómez circulaba en la unidad de alquiler marcada con el número económico 1916 sobre la avenida Gutiérrez Zamora en la colonia Ejidal y al llegar a la altura de la base de la Comisión Nacional de Emergencias este invadió carril en una curva y arrastro el triciclo de un conocido vendedor de helados.

Por fortuna don  Anacleto Vándala Cortez  quien es el dueño del triciclo no sufrió ninguna lesión ya que el taxi no lo atropelló.

Debido al fuerte impacto una llanta delantera del lado derecho del taxi se reventó mientras que los botes llenos de helados quedaron tirados sobre el pavimento y el triciclo con severos daños.

En ese momento el conductor del taxi llamó al dueño de la unidad para que le pagara los daños ocasionados a don Anacleto, pero este solo se burlaba que el triciclo estaba viejo y solo lo llevaría a soldar un tubo roto, mientras que los rines doblados, fierros dañados, sillín roto, 2 mil pesos de su venta y hieleras rotas  tendría que hacerse responsable don Anacleto ya que él tendría que pagar el golpe de su taxi y a decir de él era más caro.

Ese día se solicitó el apoyo a una patrulla de la policía Estatal y a elementos de Transporte Publico  ya que el responsable del accidente no se quería hacer cargo de los gastos.

Ante tal situación el dueño del taxi se comprometió a pagar los daños ocasionados ya que su unidad estaba asegurada.

Pero hasta este 21 de mayo solo han hecho que don Anacleto tenga perdidas ya que el seguro denominado “Asesorias en Siniestros” se comprometió a darle 2 mil pesos para que arreglara su triciclo pero hasta el momento no ha cumplido.

Mientras que el dueño del taxi solo le dio 100 pesos por las hieleras rotas.

Familiares han tratado de comunicarse con el propietario del taxi para que cumplan con lo acordado, pero este solo les cuelga el teléfono.

Don Anacleto, quien es una persona mayor  ya trato de arreglar su triciclo que hasta sin sillín lo utilizó para vender su helado, pero desafortunadamente las llantas no le sirvieron y la cadena no le sirve.

Por tal motivo se le pide una ayuda a la población de Villa Allende para que las personas que conocen a don Anacleto pasen a su domicilio ubicado en Zaragoza 1909 entre Belisario y Rebsamen y lo apoyen económicamente y arregle su triciclo que es su herramienta de trabajo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here