Una madre encuentra a su hijo después de 40 años de su desaparición.

0
163

La señora Epifania Martínez cuenta que su hijo Rufino Vázquez Martínez salió del ejido Los Aztecas, perteneciente a El Mante, Tamaulipas (México).

Desde que nació, Rufino tuvo un problema de salud mental y por ello fue objeto de burlas por parte de los vecinos, lo que provocó que saliera de su casa sin rumbo.

En los últimos años estuvo en la ciudad fronteriza de Tamaulipas donde trabajaba para ganar dinero, aunque no tenía casa, dormía donde podía y debido a su situación, comenzó a enfermarse.

El 9 de octubre fue trasladado al Hospital General de Matamoros, donde recibió atención médica por una infección en el pie. Durante ese proceso de recuperación, se dedicaron a buscar a sus familiares.

Así, acudieron a la panadería donde trabajaba haciendo diligencias, pero al no tener más datos, recurrieron a una página de Facebook de una asociación que hace publicaciones para ayudar a la gente.

Fue así como la Red de Emergencia de Reynosa AC publicó la fotografía, la cual comenzó a compartirse y algunas personas que viven en San Luis Potosí la enviaron a sus familiares en El Mante, donde son vecinos de la señora Epifania, quien finalmente les mostró la imagen y supo que su hijo estaba vivo después de 40 años de no saber nada de él.

Viajó a Matamoros donde pudo volver a verlo. Dice que ya está feliz porque se acabó la incertidumbre de saber qué pasó con él.

Lo iban a tirar al río o quién sabe, pero ahora voy a estar muy tranquila. Cuando llegue el frío, pensé, ¿tendrá una manta? Pero ahora, estamos bien abrigados, encerrados, aunque sean casitas pobres pero con una puertecita y todo», dijo.

Señala que esta Navidad será diferente porque ya tiene de nuevo a su lado a Rufino, a quien le encomendó a Dios todos los días.