Y se salió con la suya… no pudo pronunciar “Cosoleacaque”

0
986

“Muchas gracias a todas y a todos ustedes, me da mucho saludarlos, sobre todo, estar aquí en Cosoloacaque celebrando esta 76 aniversario de la Expropiación Petrolera”, dijo Enrique Peña Nieto.

Parece broma pero es cierto. El presidente de la República la volvió a regar, ahora en la zona sur del estado de Veracruz, desde un día antes de su llegada a Cosoleacaque los famosos “memes” comenzaron a circular en el face pronosticando que no iba a poder pronunciar Cosoleacaque y atinaron.

Enrique Peña Nieto arribó este martes al complejo petroquímico Cosoleacaque pero no pudo pronunciar correctamente su nombre.

 Sucedió lo que ya habían pronosticado el presidente de la republica abria su discurso de esta manera “Muchas gracias a todas y a todos ustedes, me da mucho saludarlos, sobre todo, estar aquí en Cosolocaque celebrando este 76 aniversario de la Expropiación Petrolera”, dijo.

Peña Nieto pronunció un discurso que duró poco más de 15 minutos en el que resaltó la importancia de la Reforma Energética para el país.

Sin embargo, su primera gira de trabajo en el sur de Veracruz quedó marcada por el error que cometió al iniciar su intervención, cuyas consecuencias se vieron reflejadas de inmediato en las redes sociales.

El año pasado, el mandatario estuvo en Veracruz y ahí confundió la capital de Veracruz durante la inauguración del foro “México, educación de calidad para todos”, y al referirse al alcalde de la ciudad de Boca del Río aseguró que esa era la capital de Veracruz.

Tras percatarse de su error, el Presidente de la República argumentó que “el presidente a veces se equivoca”.

En esta ocasión, Enrique Peña quedó en evidencia ante el secretario de energía Pedro Joaquín Coldwell, el titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Emilio Chuayfett Chemor; los gobernadores de Veracruz, Hidalgo, Tamaulipas, Oaxaca, Campeche, Tabasco, así como diputados, senadores, representantes de las fuerzas armadas, trabajadores y líderes petroleros así como los medios de comunicación.

Entre discursos políticos donde evocaron de refilón la expropiación petrolera, que encabezó hace más de siete décadas el presidente Lázaro Cárdenas del Río, el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Javier Duarte de Ochoa conmemoraron el 76 aniversario de este hecho histórico para el país.

Entre porras, flashazos de cámaras profesionales y teléfonos celulares, selfies y gritos de los agremiados petroleros quienes se dieron cita en el complejo petroquímico de Cosoleacaque, Peña Nieto erró por enésima vez al pronunciar “Cosolacaque”.

En su intervención, el ejecutivo nacional volvió a justificar la reforma energética que promulgó el año pasado.

Enrique Peña Nieto recibió largos minutos de aplausos tras asegurarle a los trabajadores petroleros que sus derechos laborales están asegurados.

El gobernador anfitrión puntualizó que Veracruz es uno de los estados que más aportan a la industria petrolera, y que “está preparado para transformarse al ritmo que el país requiere”.

En un acto donde no era necesario respaldar nada, con el calor que se brindó al primer priísta del país, Duarte de Ochoa cayó en la obviedad al reafirmar que Veracruz es un aliado de la reforma energética que ubicará a México como un actor global relevante, competitivo y exitoso.

El mandatario estatal recordó que Veracruz cuenta con el 41 por ciento de las reservas nacionales de crudo y el 59 por ciento de gas.

“Es tiempo de transformar y modernizar al sector energético del país bajo la rectoría del Estado, y de aprovechar el gran potencial de nuestros recursos, para generar crecimiento y oportunidades en los próximos años”, aclaró.

Al evento asistieron el director general de Pemex, Emilio Lozoya Austiel y el secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, Carlos Romero Deschamps, quienes elogiaron la reforma peñanietista.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here