Encuentran descuartizado en Cd. Juárez

0
771

En una estrecha calle de la colonia Hidalgo, la oscura madrugada ocultaba una escenario que parecía como sacado de una película de terror.

Un hombre había sido asesinado y su cuerpo descuartizado. La cabeza estaba en una bolsa de plástico negro los brazos y las piernas en otro paquete, mientras que el torso todavía con un calzoncillo blanco, sólo cubierto con una especie de sábana.
Cuatro gendarmes vigilaban que nadie pasara el acordonamiento amarillo, ese que delimita la escena del crimen, Agentes de la Policía Ministerial comenzaron a llegar, algunos con el rostro cubierto, Peritos criminalísticos se encargaron de documentar el macabro hallazgo.
Mientras se descuidaron un poco para instalar un juego de luces, un perro intentó comer los restos humanos Y entonces reaccionaron de inmediato para espantarlo. Después un gato se mostraba con la misma intención.

El cadáver descuartizado lo dejaron sobre la calle Argentina, muy a la orilla de la banqueta entre la Tepeyac y Pedro S. Varela.
“¡Creo que está frente a mi casa!”, exclamó un habitante del sector cuando un policía le impidió seguir más allá del cordón amarillo.

Después un agente estatal se acercó con este hombre de unos 25 ó 30 años para decirle, espérese un rato más.

Eran ya las dos y media de esta madrugada. La persona se retiró un poco y permaneció sentada en una banqueta.

Ahí esperó a que las autoridades terminaran de aplicar sus técnicas periciales.

Mientras los reporteros captaban con sus cámaras el cuerpo desmembrado, un agente ministerial ordena a otro de sus compañeros: “ ¡Meta la unidad!”.

Y al instante, el policía estatal sube a su camioneta para acercar el vehículo hasta dejarlo frente a la víctima que apareció hecha pedazos.

Con ello trata de que no salga a la luz pública esta nueva obra del espectro del crimen organizado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here