Acapulco ‘desaparece’ 52 millones de pesos

0
559

Acapulco— Como parte de la deuda que dejó la pasada administración municipal priísta por un monto de 357.7 millones de pesos, al menos 52 millones de pesos en el concepto de salarios se encuentran perdidos, luego de que cuatro empresas otorgaron financiamientos a más de mil 400 empleados del gobierno municipal y a pesar de que se les descontó a través de sus recibos de nómina, estos recursos no se entregaron y se desconoce dónde fueron aplicados.
El presidente municipal de Acapulco, Luis Walton, aseguró que es preocupante la deuda que se tiene con cuatro empresas financieras: Consupago; Libertad y Finmart; Acreimex, y Fomepade, que otorgaron dichos préstamos durante la administración municipal priísta de Manuel Añorve Baños, de acuerdo con datos de recursos humanos.
A pesar de que los trabajadores pagaron al ayuntamiento de Acapulco, que fue retenedor a través de sus recibos de nómina, no se pagó a las empresas y ahora los empleados están en el buró de crédito.
“Las compañías le prestaron a los trabajadores, el ayuntamiento fue retenedor. Pagó el empleado, retuvo el ayuntamiento y no se pagó. En ese caso tendrían que demandar los trabajadores, no nosotros”, esgrimió el alcalde Walton Aburto.
Las irregularidades
El paradero de estos 52.7 millones de pesos que se les adeuda a las cuatro empresas que otorgaron financiamientos personales a empleados fueron parte de las irregularidades presentadas el pasado jueves ante la Contraloría municipal, la estatal y la Auditoria General del Estado (AGE), documentos a los cuales tuvo acceso El Universal.
El alcalde de Acapulco, Luis Walton Aburto explicó que las áreas que ocasionaron más endeudamiento al gobierno municipal fue el pago de salarios, donde se destinan mil 250 millones de pesos para 8 mil 500 empleados.
El funcionario también mencionó las obras adquiridas por contratistas, a quienes se les adeudan 300 millones de pesos.
Por financiamiento al personal, el adeudo suma 52.7 millones de pesos a cuatro empresas y las cuotas sindicales, que son un millón de pesos, según los reportes oficiales que ahora serán materia de investigación de los auditores estatales.
De acuerdo a la documentación consultada, Acapulco debe al Instituto de Seguridad Social de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (ISSSPEG), 27.7 millones de pesos; al Instituto de Fomento Nacional al Consumo de los Trabajadores (Infonacot), 2.5 millones de pesos; al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit), 2.4 millones de pesos; por concepto de seguros de vida a Metlife, Inbursa y Argos, 2.4 millones de pesos; al ISSSTE, 3.7 millones de pesos; en ISR retenido sobre salarios y honorarios, 5.4 millones de pesos, entre otros conceptos que son descuentos que se les hacen a los trabajadores en los recibos de nómina y que supuestamente no fueron liquidados.
También la pasada administración no dejó el recurso provisional del aguinaldo y prestaciones de fin de año, (proporción de 9 meses y que de acuerdo al artículo 39 LOML) se debería de dejar un importe de 131.8 millones de pesos.
La deuda total suma mil 561 millones de pesos.
Ayer, el gobernador Ángel Aguirre se reunió con Luis Videgaray, secretario de Hacienda, para revisar programas y necesidades de Guerrero.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here