AMLO no será el poder tras el trono: Arturo Núñez

0
499

195x312_412653A unas horas de que asuma la gubernatura de Tabasco, el ex senador dijo a Excélsior que no será el poder detrás de su administración.

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de diciembre.- A sólo unas horas de asumir la gubernatura de Tabasco, Arturo Núñez Jiménez advierte que la corrupción es uno de los graves problemas que enfrenta el estado, junto con las graves consecuencias de una magna deuda pública de al menos 10 mil millones de pesos, y por la cual ya sostiene negociaciones con la Secretaría de Hacienda para, al menos, pagar la primera quincena del año.

En entrevista con Excélsior, el primer perredista que asumirá el gobierno de Tabasco, luego de 80 años de gobiernos del PRI, asegura también que Andrés Manuel López Obrador no será el poder detrás del trono del gobierno tabasqueño y aclara que con el presidente Enrique Peña Nieto ya sostiene, y sostendrá, una relación institucional de respeto y colaboración en todos los temas, principalmente en la seguridad.

El ex senador de la República está contento. Después de hacer públicos los nombres de sus colaboradores, entre quienes destacan viejos colaboradores que tienen diferentes filias partidistas, se fue al Centro de Convenciones Tabasco 2000 para supervisar que todo esté listo para su toma de protesta en este lugar que es oficialmente la sede alterna del Congreso del estado.

Prueba el sonido. Indica por dónde va a entrar y le explica el protocolo. “Es alcanzar un sueño largamente acariciado”, confiesa este hombre experto en legislación electoral y quien fuera vicepresidente del Senado de la República y coautor de las dos últimas reformas políticas del país. Abre un pequeño espacio para platicar de algunos de sus proyectos.

—Dicen que Andrés Manuel López Obrador, su amigo, tendrá mucha influencia en su gobierno; ¿son maniqueas estas versiones?

—Desde luego, si son con la intención de decir que Andrés Manuel López Obrador será el poder tras el trono, que Tabasco va a ser su casa chica, son totalmente maniqueas, perversas y malintencionadas.

“Andrés Manuel es respetuosísimo del estado, de su gobernador, y quiero decirle que no me ha hecho una recomendación en absoluto. No me ha sugerido, no me ha mandado a decir. Andrés Manuel es muy respetuoso del desempeño de las autoridades que emanen del movimiento que él encabeza.

“Su influencia, en todo caso, será en la inspiración de los ideales que compartimos respecto al problema brutal de desigualdad social que vive el país. Fuera de ello él es muy respetuoso, yo soy muy cuidadoso también de las facultades que me confiere la Constitución y no hay problema alguno que no sea la solidaridad y la colaboración de compañeros de una causa progresista por México.”

Y con Enrique Peña Nieto, Arturo Núñez dice que ya tiene una relación institucional desde hace varios días. Se ha reunido con él en varias ocasiones.

“De entrada es una relación institucional, personalmente participé con el senador Salvador Nava en una iniciativa que ha quedado pendiente de dictaminar en el Senado, para que la Constitución General de la República recoja en el artículo 124 los principios rectores de las relaciones intergubernamentales, que serían coordinación, cooperación, colaboración y subsidiariedad, de tal manera que creo en ello.

“Sobre esa base deben ser las relaciones entre la Federación y los estados y también entre los estados y los municipios, a partir de las responsabilidades institucionales que implica gobernar a la misma población”, explica.

También habla de tres graves problemas del estado. La corrupción, la inseguridad y el agua.

En materia de corrupción, dice, “Tabasco está en una situación muy crítica. Una expresión de esta situación ha sido el reciente problema, gravísimo, del desabasto de medicinas, medicamentos y equipo de las instalaciones hospitalarias y del sector salud del estado, y esto es consecuencia de varias cosas. Un gran desorden administrativo y financiero, que refleja a su vez comportamientos de gran corrupción.

“Pero esto ha hecho mucho daño a Tabasco. Voy a emprender una campaña decidida, enérgica, con resultados claros, contra la corrupción e impunidad, porque eso daña mucho el tejido social, el ánimo de la gente y sobre todo el mal uso de los recursos que son de todos los tabasqueños”, anticipa.

De la deuda, dice que “se me ha informado oficialmente que es una deuda por encima de 10 mil millones de pesos. No estoy cierto de que éste sea el monto total, pudiera ser que ya en funciones afloren más acreedores para el gobierno del estado y que sean proveedores, que sean prestadores de servicio o que sean de servicios personales a los propios trabajadores, y por lo tanto una deuda de muy corto plazo y esto nos quite margen de maniobra y problemas de liquidez.

“He platicado con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, he encontrado plena colaboración y disposición para que podamos contar con algunos anticipos con cargo a participaciones fiscales y tener los recursos mínimos para enfrentar las primeras urgencias del nuevo gobierno”, indicó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here