Arturo Núñez rinde protesta como gobernador de Tabasco

0
548

A la ceremonia acudió el secretario de Educación federal, Emilio Chuayffet, en representación del Presidente Enrique Peña Nieto.

195x312_412712VILLAHERMOSA, 1 de enero.- Tras poco más de ocho décadas de administraciones priistas, Arturo Núñez se convirtió ayer en el primer perredista que gobernará Tabasco hasta 2018.

Ante cientos de personas y luego de 20 minutos de agradecimientos a sus compañeros, amigos y correligionarios afirmó que lo alcanzado en las urnas el pasado mes de julio se trató de una hazaña colectiva de los tabasqueños quienes, dijo, buscaron el inicio de una nueva era política para la entidad.

“Inicio la tarea de gobernar Tabasco en una situación que no he dudado en caracterizar como zona de desastre. Por muy distintas causas, como la política, económica y social, la sociedad tabasqueña requieren de cirugía mayor, tanto para poner al día el reloj del desarrollo político estatal, como para recuperar la senda perdida del desarrollo económico y rehacer el tejido social que en conjunto de seguir las cosas como van, amenazan nuestra viabilidad como entidad federativa”.

Destacó que a partir del claroscuro que se vive en la entidad, la sociedad debe aprovechar las oportunidades del bono democrático que se asocia con la alternancia de los partidos políticos en el poder.

El ya gobernador constitucional de Tabasco reconoció en su discurso el avance democrático del país en los últimos años y convocó a la ciudadanía a dejar atrás la concepción de alternancia explicada como un simple ajuste de cuentas entre agrupaciones políticas.

Entre sus promesas resaltó combate a la pobreza, la marginación y desigualdad social, así como a la indolencia política y económica de los poderes fácticos, ya que de seguir así, México “se nos puede ir de las manos” y difícilmente habrá tranquilidad. “Lejos de administrar la abundancia y de integrarnos al primer mundo como se ofreció, México enfrenta hoy una brutal desigualdad social, y la mayor de  nuestra historia, desde que José María Morelos y Pavón propuso al inicio de nuestra vida independiente moderar indigencia y opulencia”, subrayó el gobernador.

Aseguró que Tabasco saldrá adelante y dejará atrás la pesadilla que vive, por lo que decretará un plan de austeridad y atacará de forma enérgica a la corrupción e impunidad con lo que buscará recuperar la credibilidad de la ciudadanía en la política y en los políticos.

Arturo Núñez agradeció la deferencia del titular del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto, para con la entidad y apreció el apoyo que se le otorgó con la aprobación del presupuesto de egresos.

Núñez Jiménez dedicó también su triunfo en el estado al ex candidato presidencial, Andrés Manuel López Obrador y a todos los integrantes de la coalición Movimiento Progresista por Tabasco.

Tras presentar un plan de trabajo de diez puntos, el gobernador demostró su beneplácito por el Pacto por México, firmado entre las tres principales fuerzas políticas del país y del cual afirmó requiere México; posteriormente también reconoció la labor de las Fuerzas Armadas en el estado.

“Hacer el recuento sobre la situación en la cual se encuentra Tabasco, sólo tiene sentido para asumirla como diagnóstico realista del cual partiremos para superarla, sin voluntarismo, la política es antídoto contra la fatalidad, los tabasqueños hemos sabido salir adelante en condiciones de marginación, incomunicación, insalubridad, logramos erradicar en definitiva el paludismo y otros muchos desafíos hasta hacer habitable esta planicie costera del trópico húmedo mexicano”, aseveró.

Impulso

Al finalizar su discurso indicó que para los tabasqueños la circunstancia actual no ha sido por designio divino, tampoco por casualidad mala suerte o por predestinación fatal por lo que se empeñará en sacar adelante a la entidad.

En representación del presidente Enrique Peña acudió a la toma de protesta el titular de la Secretaría de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chemor, y representando al pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nación acudió el ministro Fernando Franco González Salas.

En el acto realizado en el Centro de Convenciones Tabasco 2000 estuvieron presentes, entre otros, los gobernadores de Chiapas, Manuel Velasco; de Morelos, Graco Ramírez; de Oaxaca, Gabino Cué; de Yucatán, Rolando Zapata, y de Veracruz, Javier Duarte.

También estuvieron presentes el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles; el dirigente nacional del PRD, Jesús Zambrano, y políticos como Porfirio Muñoz Ledo, Silvano Aureoles y Dolores Padierna, además de los ex aspirantes presidenciales Diego Fernández de Cevallos y Cuauhtémoc Cárdenas.

PUNTOS

Éstos son algunos compromisos de Arturo Núñez como gobernador de Tabasco.

Colaborará con el nuevo gobierno federal para mejorar la educación y corregir la estrategia de lucha contra el crimen organizado.

Buscará emprender un combate frontal y con “resultados claros y enérgicos” contra la corrupción gubernamental y la impunidad.

Planteó que habrá transparencia, control del gasto, rendición de cuentas y sanción de conductas indebidas cuando se comprueben, para que se trabaje debidamente al servicio de los tabasqueños.

Se comprometió a que en el momento en que fallen sus colaboradores en control de gasto y rendición de cuentas dejarán de formar parte de su equipo.

Estableció que su gobierno trabajará en un programa integral para manejo del agua, para reducir riesgos de inundaciones y garantizar suministro del líquido.

Insistirá con la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para revisar adeudos y tarifas eléctricas.

También, en garantizar la convivencia social mediante la prevención y el combate al delito, así como en la creación de empleos suficientes y bien remunerados en alianza con los inversionistas privados.

Ofreció el rescate del campo tabasqueño e impulsar una gran cruzada con maestros para ampliar cobertura y mejorar calidad de la educación.

Se comprometió al saneamiento de las finanzas públicas para dejar atrás el quebranto financiero, por lo que se elevarán los ingresos, se eliminarán gastos superfluos y onerosos como los bonos de fatiga y se reestructurará la deuda pública con medidas de austeridad y racionalización que, anticipó, dictará en breve a través de un decreto.

Núñez Jiménez convocó a la reconciliación en Tabasco, sobre la base de un estado de derecho y con ética política.

Subrayó que promoverá que el Congreso local exhorte al Instituto Electoral local a que organice junto al Instituto Federal Electoral las próximas elecciones.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here