Benedicto XVI agradecio el apoyo mostrado por los mexicanos ante su renuncia

0
571

Tras una reunión con el presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, Benedicto XVI, se despidió simbólicamente de los países de AL

Notimex, AFP y EFE

17/02/2013 07:08

papa1_1

CIUDAD DEL VATICANO, 17 de febrero.— El papa Benedicto XVI agradeció ayer los saludos enviados por los mexicanos con motivo de su renuncia, durante la audiencia privada que concedió al presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina.

Tras el encuentro con el mandatario guatemalteco, que se llevó a cabo a puerta cerrada y duró aproximadamente 25 minutos, el Papa se despidió simbólicamente de América Latina.

Benedicto XVI agradeció, en breves declaraciones, el apoyo mostrado por los mexicanos ante su renuncia y les envió saludos, recordando el cobijo que recibió durante su visita a León, Guanajuato, en marzo del año pasado.

A Joseph Ratzinger se le vio en buena forma. Se mostraba lúcido y presente con el pensamiento, aunque ya se le advierte encorvado y con dificultades para caminar.

En los últimos días había mostrado un rostro adusto, emocionado hasta las lágrimas.

Por el contrario ayer se mostró amable con el pequeño grupo que participó en la audiencia privada con el mandatario guatemalteco, que tuvo lugar en la biblioteca personal del pontífice ubicada en el segundo piso del Palacio Apostólico del Vaticano.

“Lo vi en muy buenas condiciones, no parecía cansado, sino muy sonriente, animado, alegre, y muy claro en su decisión de haber renunciado”, expresó el mandatario Pérez Molina.

“Él creía que su renuncia era lo mejor para la Iglesia, que fue una decisión muy difícil, pero como la responsabilidad de guiar a la Iglesia era muy grande, sentía que por su salud y su edad, había hecho lo correcto.”

Dijo que los temas que habían tratado los había tocado con mucho conocimiento, como la droga. “Me dijo que era importante la comunicación, que habláramos con todos los países, especialmente con los desarrollados, que son los que más consumen”, manifestó el Presidente.

También hablaron sobre la emigración, sobre la lucha contra el hambre y el programa Hambre Cero que lleva a cabo el gobierno guatemalteco, y sobre el papel de la Iglesia, expresó.

Las actividades en el “Estado más pequeño del mundo” parecen continuar con normalidad, salvo por una extendida sensación de cambio ofuscada por el hecho de que el Papa actual todavía reina y mantiene su agenda oficial hasta el próximo 28 de febrero.

Poco después de las 10:45 (hora local), la comitiva de Guatemala —encabezada por el Presidente— llegó hasta la Sala Clementina del Palacio Apostólico, donde estaba dispuesto un “piquete” de la Guardia Suiza Pontificia, una formación de hombres uniformados con sus trajes amarillos y azules.

El grupo fue acogido por los “gentilhombres” del Papa, el cuerpo de notables que acompañan a los jefes de Estado para las audiencias y fungen como ayudantes de la corte pontificia. En dos filas precedieron a la delegación, marchando hasta la llamada Sala del Ángulo.

Allí esperaron hasta que el mandatario fue recibido por el líder católico.

Pérez Molina fue al encuentro de su anfitrión y le tomó la mano. Joseph Ratzinger le dijo: “¡Bienvenido señor Presidente!” en español, y él respondió: “¡Mucho gusto!”

Tras su renuncia, Benedicto XVI se trasladará a la residencia veraniega de los papas, en Castelgandolfo, a las afueras de Roma, donde “permanecerá unos dos meses”, aseguró el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.

“Creo que permanecerá allá hasta finales de abril o inicios de mayo mientras remodelan la nueva residencia en el Vaticano”, precisó.

La nueva residencia de Benedicto XIV será un monasterio dentro del Vaticano, donde vivirá también su secretario personal, el alemán Georg Ganswein, y varias monjas que trabajan a su servicio.

Recibe premier italiano

Benedicto XVI recibió ayer en una audiencia privada de despedida al primer ministro italiano, Mario Monti, quien le expresó la gratitud y afecto del pueblo italiano, informó el Vaticano.

La reunión se celebró a las 18:00 (hora local) en el Palacio Apostólico y duró un cuarto de hora.

“El senador Monti ha manifestado al Santo Padre una vez más la gratitud y el afecto de pueblo italiano por su altísimo magisterio religioso y moral y por su interés en los problemas y esperanzas de Italia y de Europa”, señaló el Vaticano en un comunicado.

La audiencia originó críticas en medios políticos, al considerar que en estos momentos Italia vive la campaña electoral de los comicios generales del 24 y 25 de mayo y una audiencia del Papa a Monti podía verse como un apoyo del Vaticano al político católico y a su coalición de partidos.

Benedicto XVI se retira hoy para unos ejercicios espirituales hasta el sábado 23 de febrero. Esedía se reunirá con el presidente italiano, Giorgio Napolitano, quien será el último jefe de Estado que se despedirá de Benedicto XVI.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here