Fue una “Bala perdida” la que mató al menor en cinépolis

0
670

La Procuraduría del DF afirmó que una bala perdida, detonada desde el exterior del Cinépolis, dio blanco en la cabeza de Hendrik, de 10 años

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de noviembre.- Una bala perdida que provino del exterior del Cinépolis de Plaza Ermita Iztapalapa privó de la vida al niño Hendrik Cuacuas, de 10 años, revelaron peritajes realizados por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal. La bala fue disparada el pasado 2 de noviembre afuera del complejo cinematográfico.

“Por la dirección y análisis de la caída de la bala, el orificio corresponde al asiento 16 de la fila G, donde peritos químicos encontraron rastros hemáticos, una vez analizado el tipo de orificio, el perito en criminalística determinó que el disparo fue realizado desde el exterior de la plaza comercial y con una trayectoria de sur-oriente a nor-poniente”, explicó el subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales de la PGJDF, Edmundo Porfirio Garrido Osorio. Agregó que los peritos de la dependencia aplicaron pruebas con luminol para observar rastros de sangre encontrando vestigios en el asiento donde estaba sentado Hendrik.

“Según el protocolo de necropsia, el proyectil entró por la región parietal de lado derecho, con trayecto de arriba abajo, de derecha a izquierda y ligeramente de adelante hacia atrás, el proyectil extraído de la cavidad craneana del menor fue enviado al laboratorio de balística y se determinó que el calibre es de 9 milímetros”, precisó Garrido.

Anselmo Apodaca, director de Criminalística de la Coordinación General de Servicios Periciales, detalló que en el techo del cine —fabricado con una lámina delgada, fibra de vidrio y plafón falso– fue encontrada otra bala del mismo calibre, como la que mató al pequeño Hendrik.

“De la inspección ocular realizada en el techo de la Sala 2, peritos en criminalística ubicaron un orificio que atraviesa la lámina y el plafón, asimismo en el techo de la misma sala se localizó otro proyectil, el cual fue enviado para su estudio al laboratorio de balística y del resultado se estableció que corresponde a un calibre 9 milímetros”, dijo Apodaca.

Enrique Cuacuas, padre de Hendrik, explicó que el 2 de noviembre sólo escuchó un zumbido en su oído izquierdo y a continuación observó cómo su hijo, sentado a su lado, se convulsionaba. Ese día él llevó a Hendrik y a su otra hija al cine a ver la película Ralph El Demoledor aprovechando el feriado del 2 de noviembre.

Tras la agresión, el menor fue trasladado por personal del Cinépolis en un auto particular al hospital de la Comunidad Económica Europea y posteriormente al hospital Dalinde donde se le realizó una tomografía a Hendrik, y la que reveló que el menor tenía una bala alojada en en el cerebro.

Fue hasta ese momento que se supo que el niño recibió un balazo ya que el padre pensó que alguien lo había golpeado con un vidrio o una piedra.

Ninguno de los 200 asistentes a la sala escucharon la detonación. El hecho ocurrió aproximadamente a las 20:40 horas del viernes 2 de noviembre y un día después autoridades de la PGJDF supieron del caso.

Hendrik murió el 4 tras una operación para extraerle la bala, sin embargo, hasta el lunes 12 el padre hizo público el suceso.

Buscan a quien disparó

El subprocurador Edmundo Garrido informo que la Policía de Investigación trabaja para ubicar a la persona que realizó el disparo para lo cual se realizan pesquisas en las colonias Xalpa y Santa María Aztahuacán. Además, se han solicitado las imágenes de vigilancia de la zona, aunque las autoridades admiten que debido a la oscuridad de la zona será difícil observar al presunto responsable.

Las autoridades de la Procuraduría  detallaron que la bala encontrada en el techo y la que se alojó en la cabeza de Hendrik son del mismo calibre, pero  aún no se ha determinado si provienen de la misma arma. En una semana peritos esperan determinen si los dos proyectiles fueron disparados desde la misma pistola.

Echan balazos para divertirse

Las balas perdidas en Iztapalapa no son una novedad. A principios de octubre Grupo Imagen Multimedia dejó constancia en una crónica que durante las festividades patronales colonias de la delegación se convierten en tierra de nadie, porque se echan tiros para celebrar.

El Cinépolis donde ocurrió la tragedia se ubica sobre la avenida Ermita Iztapalapa, colonia Xalpa, serparada a tan sólo unos metros de la colonia Santa María Aztahuacán, donde las celebraciones son masivas y los habitantes y visitantes utilizan pistolas y metralletas para festejar.

El pasado 10 de octubre se celebró el llamado día de campo, donde se venera a la Vírgen del Rosario. La tragedia de Hendrik sucedió el 2 de noviembre durante la festividad de Todos los Santos, día en que feligreses echaron bala en zonas conocidas como “La Quebradora”, “Las Minas” o “Los Teatinos”, todas muy cercanas a Plaza Ermita.

Plaza Ermita es visitada por estudiantes de la Vocacional número 7 del IPN ubicada en la esquina de Jalisco y Ermita. Cerca de la zona hay un Conalep y una escuela de Bachilleres.

Policías temen agresividad

Las patrullas y policías de la Secretaría de Seguridad Pública del DF no ingresan a esas colonias durante las festividades patronales debido a la agresividad de la gente, como constató Excélsior.

A Juan, estudiante del Colegio de Bachilleres, de plano no lo dejan ir al día de campo: “Mi papá dice que es peligroso, y que una vez un niño estaba ahí, en la azotea, y se asomó y entonces uno  (un hombre) sacó su cuerno de chivo (rifle de asalto), disparó y el niño se murió (lo mató)”, contó el joven el 10 de octubre.

“Santa María Aztahuacán es territorio libre. La mayoría de los que andan ahí tienen pistola”, dijo una señora en aquella ocasión.

A un mes de ese recorrido, Hendrik pierde la vida cuando veía una película en el cine, a consecuencia de una bala perdida proveniente de un tiro que hizo algún feligrés en la festividad de Fieles Difuntos.

Cinépolis

Empleados del cine ya declaran ante la PGJDF:

La mañana de ayer un segundo grupo de trabajadores de Cinépolis Plaza Ermita rindieron su declaración ante el MP por la muerte del niño Hendrick Cuacuas, ocurrida el pasado 2 de noviembre, informó Pablo Jiménez, director Jurídico de Grupo Cinépolis.

En entrevista con Adela Micha y con Martín Espinosa para Grupo Imagen Multimedia, el abogado dijo que el corporativo no fue notificado de que había una averiguación por la muerte del menor a causa de una herida de bala, y aseguró que coadyuvarán con las autoridades para esclarecer los hechos.

Admitió que ante ya hubo una persona lesionada.

Reaccionan legisladores

La Comisión de Derechos de la Niñez en San Lázaro, presidida por la diputada del PRD Verónica Juárez Piña, aprobó ayer por unanimidad impulsar un Punto de Acuerdo de urgente y obvia resolución, a fin de que en la sesión del jueves se analice el caso de la muerte de Hendrik Caucuas.

En espera de que las siete fuerzas políticas representadas en San Lázaro le den su visto bueno, los diputados resolvieron gestionar que el pleno de la Cámara de Diputados apruebe una solicitud a la PGJDF, a fin de que investigue y castigue a los responsables de los hechos.

El punto de acuerdo, que sería sometido al pleno mañana, exhortaría al secretario de Gobierno del DF para que informe de las acciones encaminadas a esclarecer este suceso, y “se den las garantías que deben tener todos los niños y las niñas, así como sus familias, para ejercer su derecho a la seguridad, a la recreación y libre tránsito.”

En la Asamblea Legislativa, el PRD se propuso la colocación de arcos detectores de metal en los cines, para así garantizar la seguridad de los asistentes.

Se indicó que se modificaría la Ley de Establecimientos Mercantiles en el DF para cambiar la catalogación de los cines, ya que actualmente se les considera un giro de impacto vecinal y se buscaría catalogarlo como de impacto zonal.

La Secretaría de Protección Civil del DF confirmó que el cine contaba con todas las medidas necesarias en la materia al momento del incidente, y que el complejo comercial presentó desde su inicio de actividades un Programa Interno de Protección Civil, documento necesario para operar.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here