Termina laberinto, avalan ley laboral; va al Ejecutivo

0
727

Por primera vez en 42 años, fue modificada con nuevas modalidades de contratación, regular a las outsourcing y que los sindicatos rindan cuentas.

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de noviembre.- El Senado de la República aprobó la reforma laboral y la envió al presidente Felipe Calderón para su pronta entrada en vigor, a fin de que por primera ocasión México cuente con nuevas modalidades de contratación, los empleados de las outsourcing tengan protección de ley, se exija el salario mínimo para el pago por horas y crea reglas de productividad.

Además, por primera ocasión, los dos millones 515 mil 703 sindicalizados que trabajan para empresas privadas tendrán el derecho de exigirle a sus líderes la rendición de cuentas sobre sus cuotas y el patrimonio de sus gremios, amén de que estarán obligados a abrirse a la democracia, a partir de la votación secreta de todos sus integrantes, ya sea de manera directa o indirecta.

Ayer, en medio de la amenaza del coordinador de los senadores del PRD, Luis Miguel Barbosa, de interponer una demanda de amparo en contra del trámite legislativo, el Senado aprobó enviar al Ejecutivo la reforma laboral en los términos propuestos por la Cámara de Diputados, y como ésta ya había hecho lo propio, el documento fue turnado al presidente Felipe Calderón.

Fue el voto unido de los senadores del PAN, PRI, PVEM y la única del Panal, que ayer tuvieron una ausencia y por eso sumaron 99, el que permitió que el texto completo de la reforma laboral, enviado por la Cámara de Diputados, se aprobara en el pleno del Senado, aunque el PAN mantuvo su voto con la izquierda para insistir en la inclusión de dos artículos que no formaron parte de la propuesta original del presidente Felipe Calderón y que fueron propuestos por el PRD.

Se trata de los artículos 388 Bis y 390, referentes a la votación previa de los trabajadores a la firma de los contratos colectivos de trabajo, que el PAN y la izquierda insistieron en introducir, pero que al carecer del respaldo de la Cámara de Diputados, no entró en el paquete enviado al mandatario federal, y fueron remitidos a San Lázaro para que se vuelvan a discutir, con base a las disposiciones del apartado E del artículo 72 Constitucional.

Quitar y poner

De esta forma, después de 42 años que la Ley Federal del Trabajo no registraba cambio alguno, el Congreso de la Unión concretó estas modificaciones con base en una propuesta enviada por el presidente Felipe Calderón, que con ella inauguró su derecho constitucional a una iniciativa preferente.

La Ley Federal del Trabajo actual consta de mil 100 artículos. El presidente Felipe Calderón solicitó al Congreso de la Unión modificaciones a poco más de 400 de ellos, amén de que propuso la adición de una treintena más, así como la modificación de una cantidad similar.

Con excepción de su propuesta para acotar el derecho de huelga, al otorgar a los patrones la facilidad de que transcurridos tres meses de ondear la bandera rojinegra podían pedir la revisión ante las autoridades laborales, y que salió desde el primer momento de la discusión en septiembre pasado, el resto de los temas propuestos por Felipe Calderón fueron incluidos en las nuevas reglas laborales.

Así, se introducen en la ley los derechos de los trabajadores mexicanos en el extranjero; la protección social de los empleados de outsourcing y su derecho a que las empresas contratantes de estas intermediarias sean considerados sus patrones para proteger sus derechos laborales; mayores sanciones a quien trabaje a menores de edad; el esclarecimiento de que absolutamente ningún trabajador, así sea contratado por una hora, puede ganar menos de un salario mínimo.

De igual forma, crea modalidades de contratación, para trabajos por temporada y a prueba; estipula facilidades para un despido no judicializado, pero mantiene la obligación de que la notificación tendrá que hacerse de manera personal al trabajador.

Regula, por primera vez, el trabajo de los jornaleros, quienes ahora tendrán derecho a sumar antigüedad, a tener seguro social y a una pensión; protege con horarios determinados a las trabajadoras domésticas y crea mecanismos específicos para el trabajo en las minas, así como el aumento de las medidas de sanidad y seguridad para los empleados, incluso con el derecho de la autoridad laboral de pedir el apoyo de la policía para obligar a una empresa a la supervisión.

Largo y sinuoso camino

Aunque recibió un trato de preferente, para que no fuera olvidada en comisiones, la reforma laboral transitó por un largo y sinuoso camino, que dejó diversos saldos.

Agotó todo el procedimiento legislativo hasta quedar en el umbral del congelamiento constitucional, pues fue aprobada por los diputados, modificada en el Senado; nuevamente cambiada en diputados y avalada por el Senado, con dos insistencias que quedaron fuera del texto final.

Además, su proceso de discusión permitió al PAN exhibir el anacronismo de uno de los perfiles del PRI, que apoyó incondicionalmente a los viejos líderes sindicales que se negaban a la democratización interna y la transparencia del dinero que reciben de los agremiados.

De igual forma, registró la alianza opositora entre la izquierda y la derechos que, por primera vez, festejaron con una cena su triunfo sobre en ese momento un derrotado PRI que perdió las votaciones en protección de sus gremios aliados.

Mostró dos posiciones diferentes en el PAN y generó que esa alianza entre la derecha y la izquierda registrara un impasse por sus diferencias internas que llevaron a la izquierda a acusar de traición a los albiazules.

También dejó ver la operación del presidente Felipe Calderón y las decisiones del próximo mandatario federal, Enrique Peña Nieto, amén de que permitió que por algunos días, los irreconciliables adversarios sindicales priistas y de izquierda volvieran a coincidir para intentar frenarla.

Reservas

La discusión del pleno del Senado se enfrascó ayer en tecnicismos legislativos, principalmente por la insistencia de Luis Miguel Barbosa, coordinador de los senadores del PRD, de que era inconstitucional la decisión de mandar al Ejecutivo federal la reforma laboral, sin los dos artículos que quedaron fuera.

La sesión de ayer nuevamente conjuntó a la mayoría de los senadores. Sólo estuvo ausente Luis Armando Melgar, del Partido Verde. Todos los demás estuvieron las casi siete horas que duró el proceso de discusión y aprobación y que se centró exclusivamente en cuatro artículos: 371 y 373, que fueron modificados por la Cámara de Diputados y el Senado avaló, referentes a la democracia y rendición de cuentas de los sindicatos.

Los otros dos fueron el 388Bis y 390, que fueron adiciones de los perredistas y que lograron conjuntar el voto PAN-izquierda para ganar la votación de 65 contra 62 para su permanencia en el texto, pero no se pudo concretar porque no fueron avalados por los diputados federales.

Recapitulando

Después de dos meses y medio de debate, así quedó la reforma laboral:

Los temas que no le aceptaron a Calderón

Derecho de huelga.- El mandatario federal quería que los patrones tuvieran el derecho de que, transcurridos tres meses de inactividad, pudieran solicitar a la autoridad laboral la revisión de la huelga.

Despido por correo.- Felipe Calderón propuso al Poder Legislativo que los patrones pudieran despedir a los trabajadores por correo o por vías electrónicas. El punto no pasó y se dejó en claro que el despido sólo puede darse de manera personal y en caso de que el trabajador se niegue a presentarse, entonces se notificará a la autoridad laboral.

Las innovaciones de la ley laboral

Outsourcing.- Los empleados de estas empresas tendrán todos los derechos sociales y prestaciones que el resto de los trabajadores. Habrá castigos a empresas explotadoras de este tipo. Las empresas que contraten a las outsourcing serán los patrones en caso de que las intermediarias no respondan al trabajador. Ninguna empresa podrá contratar al total de los empleados por vía de las intermediarias.

Salarios caídos.- Los empresarios sólo estarán obligados a pagar 12 meses de salarios caídos en caso de un juicio por despido injustificado, y el 2% mensual en caso de que se prolongue el tiempo. Se sancionará con mil días de salario mínimo a los abogados que utilicen tretas legales para prolongar los juicios laborales.

Pago por hora.- Ningún trabajador en México, así sea contratado por una hora diaria de trabajo, puede ganar menos del salario mínimo vigente

Modalidades de contratación.- Se permite contratar por algunos meses y por periodo de prueba. Pero se prohíbe que estas contrataciones se utilicen como un mecanismo para evadir prestaciones.

Trabajo infantil.- Se elevan las multas a las empresas que contraten menores de 14 años.

Trabajo doméstico.- Se estipula un máximo de 9 horas diarias de trabajo para las empleadas domésticas.

Transparencia en sindicatos.- Los líderes sindicales deberán transparentar toda la información de sus gremios, tanto de sus decisiones políticas como de la administración económica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here