Historias de vida, historias de éxito en Icatver

0
682

Xalapa, Ver., 03 de julio de 2014

La acción de capacitación para el trabajo que el Instituto de Capacitación para el Trabajo en el Estado de Veracruz (Icatver) despliega en el territorio veracruzano, a través de sus 18 planteles, está orientada al cumplimiento de los objetivos estratégicos que en materia laboral se encuentran contemplados en el Plan Veracruzano de Desarrollo.

El objetivo rector es lograr la movilidad social mediante la generación de empleo y la capacitación para el trabajo. Si bien la generación de empleo corresponde de manera directa a la coordinación entre el sector empresarial y la Secretaría de Trabajo Previsión Social y Productividad (STPSP).

Icatver ofrece un recurso que es de naturaleza cien por ciento social, pues al capacitar para el trabajo está brindando a la ciudadanía la oportunidad de acceder a mejores condiciones laborales y de vida.

Esta obra se ve reflejada en la vida de las personas, familias y comunidades. Desde la Dirección General del Instituto iniciamos una serie de notas de éxito de experiencias de egresados que han creado microempresas o han accedido a un empleo bien remunerado gracias a la capacitación que encontraron en el Icatver.

Icatver capacita para el trabajo, para un mejor estado, para la vida

La maestra Diana es una egresada del Icatver Plantel Xalapa en la especialidad en Asistente Educativa y hoy nos comparte su experiencia:

“En un momento me detuve a considerar que mi vida era importante, valiosa y quería invertirla en algo realmente trascendente. Necesitaba trabajar y lo iba a hacer en algo que realmente me gustara, así que hace unos ocho años me dirigí a tocar la puerta del Icatver”.

¿Cómo comenzó todo? La idea era trascender, trascenderme a mí misma, mi historia y tenía que hacer algo que realmente me gustara, y descubrí que algo que a mí me gusta son los niños, la educación.

De alguna manera me enteré que Icatver daba capacitación para ser asistente educativo, así que me dirigí al Plantel Xalapa y me inscribí. Fue mi primer contacto con esta institución.

Encontré una maestra muy agradable, carismática que se encargó de capacitarme. Todo empezó viniendo con gusto cada sábado, y después de tres cursos, la conclusión fue muy satisfactoria. Con el certificado como asistente educativo, inmediatamente puse una estancia infantil.

“La estancia infantil que inicié era y es la empresa de mi vida, pequeña tal vez pero grandiosa por lo que representa para mí. La inicié con mucho entusiasmo, inmediatamente me di cuenta que necesitaba personas con calidad humana, no se trataba sólo de conocimientos, sino de valores, empatía y mucha capacidad de vincularse con los niños; así que recurrí al Icatver para que me contactara con maestras no capacitadas, con calidez y grandeza humana.

“De los tres cursos que realicé, puedo decir que todos los instructores son certificados, todo lo que ustedes quieran estudiar es de excelencia. Mi experiencia es que en Icatver se encuentra conocimiento, oportunidades, una mejor manera de vivir. Si tienes una inquietud, quieres crecer, aprender, contribuir con el desarrollo de esta sociedad, de nuestra gente y de ti mismo, te invito a que te capacites en lo que tú quieras, en lo que a ti más te agrade”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here