Icatver hace de lo ordinario, algo extraordinario: Leonarda Poizot

0
415

Xalapa, Ver., 24 de julio de 2014

El Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado de Veracruz (Icatver), desde su creación hace 20 años, ha mantenido conciencia clara de su misión: capacitar mano de obra para y en el trabajo, y a la vez satisfacer las necesidades del sector productivo en la entidad.

También contempla la realidad social y faculta para el empleo y el autoempleo; prepara a amas de casa, jóvenes, adultos mayores y personas con discapacidades físicas, apoya a quienes han carecido de oportunidades para realizar estudios profesionales.

En la vida ordinaria hay gente extraordinaria, que hace cosas sorprendentes. Hoy contamos una historia más, un caso de éxito edificante que nos lleva a contemplar la belleza que brota de las manos de una mujer.

“Mi nombre es Leonarda Poizot, soy de Martínez de la Torre y una orgullosa egresada del Icatver; soy jubilada del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Cuando salí no quería quedarme anclada en la inactividad, así que tomé la iniciativa de estudiar, pues después de una vida de trabajo gozaba de tiempo para mí. Entonces me capacité en herrería.

Cuando asistí por primera vez pensé que la esta labor no era para mí, sino para varones; pero en cuanto empecé a avanzar en el curso y vi las cosas tan hermosas que se pueden hacer, quedé fascinada al contemplar lo noble que es el fierro para manipularse y crear.

Terminado el taller comencé a realizar algunos objetos y a ofrecerlos para eventos como bodas y XV años. Luego creció la demanda, me comenzaron a hacer pedidos para decorar salones de eventos y para diversos tipos de arreglos. Me llena de alegría escuchar cuando la gente pregunta quién hizo las bases de los arreglos y la decoración y puedo responder con sano orgullo que lo hice yo; es algo muy bello y satisfactorio, me siento realizada.

Todo lo que aprendí ha enriquecido mi vida y ha beneficiado a mi familia; me ha permitido emplear a otra persona que con ese trabajo sostiene los suyos, ésta goza de seguro social y de otras prestaciones.

Les quiero decir que es productivo estudiar, si ya terminamos nuestro tiempo de vida activa podemos incursionar en otros campos, no nos podemos quedar en la inactividad. Yo les invito a que vayan al Icatver y pidan información. El personal que está allí con mucha amabilidad va a brindarles la información que necesiten; vean la diversidad de cursos que se ofrecen, en la medida que nos capacitemos nuestra vida será más interesante y plena.

Agradezco a mi maestro de Herrería, que me trató con mucho cariño y me enseñó cómo establecer una relación amable con las herramientas, a hacer los cortes, a soldar. Icatver realmente me capacitó, sé que a ti te puede cambiar la vida. Inscríbete, no te vas a arrepentir”.

Leonarda es una mujer feliz y plena por las obras que realiza, sus creaciones hablan de su alegría de vivir. Icatver no sólo capacita para el trabajo, es una escuela de vida; quien estudia y se forma aquí cambia su visión y es capaz de realizar grandes obras, que expresan la belleza de su ser y de lo grandioso de ser veracruzano.

Acércate y haz de tu vida laboral y productiva una experiencia maravillosa. Icatver te lleva de la mano para hacer de lo ordinario, algo extraordinario.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here