Jueza da marcha atrás: niña triqui no volverá con sus padres

0
576

OAXACA, Oax. (apro).- Ante la advertencia de que el caso de la niña triqui, quien fue vendida por sus padres como pago de una deuda de 40 mil pesos, será llevado a instancias como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la juez segundo de lo familiar, Elizabeth Roxana López Luna, optó por ingresarla al albergue del DIF estatal.

En la sesión pública de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, el ombudsman estatal, Arturo Peimbert Calvo, lamentó que en la entidad “se sigan vendiendo mujeres y particularmente niñas. Es un tema que debe preocupar a las autoridades, pero también hay gente que compra niñas. Lamentablemente es un problema que sigue existiendo en el estado”.

También consideró que “aquí teníamos la oportunidad de poder aprovechar el caso para sentar un precedente donde se podrían haberse sumado todas las instancias para erradicar ese mal, pero desafortunadamente, decisiones como la de la jueza no sólo ponen a una niña en una situación incierta sino que lesionan gravemente los derechos de los niños y las niñas de Oaxaca”.

La juez Elizabeth Roxana López Luna ordenó ayer a la Subprocuraduría de Delitos contra la Mujer por Razón de Género entregar a la niña para que sea “reintegrada a sus progenitores”.

Sin embargo, debido a las presiones de la Defensoría y la respuesta en redes sociales que la responsabilizaron por poner en riesgo la integridad física y psicológica de la menor de 15 años, la jueza determinó enviarla al DIF estatal.

Según la averiguación previa 1020/(V.I.)/2013 radicada en la Subprocuraduría de Delitos contra la Mujer por Razón de Género dependiente de la Procuraduría General de Justicia del Estado, la menor relató que en agosto de 2013, cuando tenía 14 años, huyó del plantón de los triquis desplazados que se encontraba en esta capital.

La decisión la tomó cuando se enteró que sus padres Margarito Cruz y María Juan Santiago la vendieron para pagar una deuda de 40 mil pesos.

Por la intervención de la Defensoría de Derechos Humanos y la Subprocuraduría de Delitos contra la Mujer, se logró la custodia de la niña. Sin embargo, ahora fue enviada al DIF estatal.

Aunque la niña manifestó llorando a la juez que no quería regresar con su familia porque tenía miedo que la vendieran, no fue suficiente para defenderla.

Es por ello que, ante la condena del consejo ciudadano de la defensoría, se determinó llevar el caso ante instancias internacionales porque en “Oaxaca no se está impartiendo una buena justicia”, puntualizó el consejero Bernardo Rodríguez Alamilla.

Además, se acordó integrar una queja en contra de Lorena Merino y Basilio Ramírez García por fomentar esta práctica de venta de niñas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here