“Le reclamé a Dios, pero hoy doy gracias por mi angelito”: Dorcas

0
793

La madre de Ever Jamin Cabaña que padece autismo vivió días díficiles al principio, pero con los años ha ido aprendiendo

“En algún momento le reclamé a Dios, pero hoy doy gracias por el angelito que ha dado luz a mi vida”, reconoció Dorcas Montero de 41 años de edad y madre de Ever Jamin Cabaña, quién a los seis años fue diagnosticado con autismo.
Sentada en su vivienda de la colonia El Espejo, Dorcas confiesa que los primeros días fueron naturalmente difíciles.
Con un nudo en la garganta, Dorcas, recuerda el trago amargo que vivió cuando los médicos le explicaron sobre el autismo y el retraso que presenta su hijo, “Si le reclamé a Dios, pero nunca pensé en abandonar a mi niño, muchos padres no tienen la capacidad para aguantar y regalan a estos angelitos, pero mi esposo y yo decidimos luchar juntos para darle las mejores herramientas para que se defienda solo, por qué no somos eternos”.
No sabían que esperar
“Al principio fue una especie de caos: Con un niño autista no sabíamos qué esperar y qué condiciones, ya que sufre otras complicaciones de salud”, comparte.
“Pero una vez que aprendes a conocer y aceptar tu realidad, comenzó un proceso de aprendizaje que también involucró a mi esposo, me dediqué en cuerpo y alma a mi niño”, expresa.
“Como madre tienes que pensar en tu hijo especial y así emprendí un camino que me enseñó a educar un hijo con dificultades para vivir y gracias a Dios hoy él va a la escuela y al menos ya deja que lo abracemos”.
Hoy nuestra vida es un camino de crecimiento como seres humanos. Hemos crecido, sufrido gozado y sobre todo amado”, reflexiona , quien explica que su hogar es como la mayoría. “Nuestra casa y familia es como todas o casi todas, funciona en torno a mis hijos, aunque poco a poco fuimos haciendo los ajustes propios de la condición de Ever.
Dorca Montero Torres
41 años de edad
Ever Jamin Cabaña Montero
15 años de edad
Diagnostico: Autismo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here