Padre procreo descendencia con su hija

0
1508
La madre y los pequeños recibiran ayuda psicologica.

Gómez Palacio • Gómez Palacio .- Laura, le vamos a llamar así para proteger la identidad de una adolescente de 14 años que fue víctima de abuso sexual por parte de su padre, un jefe de familia que había hecho con su esposa y dos hijas una relación de incesto al interior del seno familiar, después de sufrir por meses los ultrajes decide denunciarlo para que su hermanita menor no viviera lo mismo que ella y su hermana mayor, quien fue violada desde los 15 años y ahora tiene dos hijos de su propio padre.

La menor refiere que el día de su cumpleaños su papá abusó sexualmente de ella en la habitación y en la cama donde dormía toda la familia junta, “Cuando yo cumplí 13 años mi papá empezó a tomar y mandó a mi mamá al centro comercial a comprar mandado, pidió que yo me quedara con él, me llevó al cuarto y me empezó a tocar, yo le decía que no y me agarró por la fuerza, le dije a mi mamá pero no me creyó dijo que no era cierto y solamente se soltó llorando”, recordó.

Además, cuenta que los ultrajes ocurrían cuando su padre se emborachaba y sacaba de la casa a su mamá y hermana mayor, le obligaba a decirle que disfrutaba la relación sexual pues sí le decía que no, terminaba golpeándola, “Siempre que estaba borracho abusaba de mí, cuando yo me resistía y le decía que no quería hacerlo, me pegaba, incluso cuando bautizaron a mi hermanito me agarró y me sentó en sus piernas, me dijo que tenía ganas de hacerlo pero como en la casa había muchos invitados no se podía y me mandó a comprar cerveza, salí y estaba en la camioneta, me llevó a los terrenos baldíos para abusar de mí”, relató entre sollozos.

Los ataques sexuales del padre hacia la menor se fueron recrudeciendo pese a que la hermana también fue víctima de abuso sexual desde los 15 años, producto de los ultrajes nacieron una pequeña que actualmente tiene dos años y un bebé de once meses, “Con mi hermana empezó violándola pero después ella aceptó ser amante de mi papá, de sus embarazos para que la gente no se diera cuenta decían que era de un muchacho de Sinaloa, pero cuando el segundo niño nació malito los doctores preguntaron que quien era el papá y que permitieran hacerle estudios, dijeron que vivía en Sinaloa porque tenían miedo de que se descubriera la verdad”, detalló.

Con lágrimas en los ojos, la menor narra que su madre aceptaba que abusará de ellas porque sí reclamaba la golpeaba, la mujer le tenía miedo y por eso permitió que el padre sostuviera relaciones sexuales con las hijas en su propia cama, “Un día cuando él estaba teniendo relaciones con mi mamá y yo estaba dormida en la misma cama que ellos, él se sacó de con mi mamá y se fue conmigo, dormíamos todos juntos porque él quería tenernos a todas ahí”, indicó.

La adolescente manifestó que la vida en su casa era un ambiente de violencia, el padre se enojaba por cualquier detalle y las golpeaba, dejaba a las hijas sin comer por varios días y no les permitió continuar los estudios en la secundaria para que no salieran a la calle porque les decía que eran de él y no quería que nadie las viera, mucho menos que tuvieran amigos.

El daño emocional en la menor, es tal, que constantemente sueña que su padre va y la busca para matarla, sus instintos por defenderse son al grado tal que también sueña que abusa de ella y lo mata, condiciones emocionales que han llevado a la joven a un temor extremo y no tener la intención de formar una familia, pues dice que no quiere que ocurra lo mismo que vivió en lo que fue por años su hogar en un clima de violencia.

La madre aceptaba que abusara de las hijas por que si reclamaba el padre la golpeaba viva voz

Siempre que estaba borracho abusaba de mí, cuando yo me resistía y le decía que no quería hacerlo, me pegaba”

A mi hermana empezó violándola, pero después ella aceptó ser amante de mi papá, de sus embarazos decían que era de un muchacho de Sinaloa.

Integran segunda denuncia contra padre pedófilo

 Redacción

De acuerdo al Artículo 398 del Código Penal del estado de Durango, el delito de violación a menor de edad alcanza una sentencia de hasta 15 años de prisión, al concretarse la siguiente denuncia sumaría hasta 40, explicó el Vicefiscal Saúl Rivera Martínez.

Gómez Palacio • La Vicefiscalía de Justicia en La Laguna de Durango trabaja en la integración de una segunda denuncia en contra del padre pedófilo, que hizo de su hogar una relación incestuosa tras violar a dos de sus tres hijas y concebir dos niños con una de ellas, por lo que podría alcanzar una sentencia de hasta 40 años de prisión.

El Vicefiscal Saúl Rivera Martínez, señaló que este caso fue turnado al Juzgado Penal por el delito de violación agravada, ya que el presunto responsable Jorge Luis Medina Pérez fue acusado por la menor de 14 años de abuso sexual, delito que tiene como cargos que la víctima es una menor con relación consanguínea de manera directa, incluso se integra una segunda averiguación por el mismo delito pero en agravio de la hija mayor con quien procreo descendencia.

“En la primer etapa del procedimiento se le dictó el auto de formal prisión por el delito de violación a ambas personas, al primero como autor material y a la segunda por su participación según lo establece la ley comisión por omisión, ya que sí una persona se da cuenta de una acción ilícita y no la denuncia, también se vuelve participante”, añadió.

Además, recordó que cuando se recibió la denuncia se reunieron los suficientes elementos para determinar el delito de violación y se solicitó la orden de aprehensión que fue cumplimentada el 19 de septiembre, el inculpado fue puesto a disposición del juez junto con una hija de 19 años como presunta responsable del delito de encubrimiento.

“Aunque una denuncia ya está en manos del Juzgado Penal, el Agente del Ministerio Público integra una denuncia más porque presumimos que se cometió un delito más, de ahí que vamos a solicitar la orden del juez para recabar algunas pruebas periciales que nos hacen falta para tal efecto y ampliar con ello la acción penal, será violación en agravio de otra víctima, presumíamos que pudiera haber una tercera víctima de doce años pero no se encontraron los elemento para proceder penalmente con una tercera denuncia”, enfatizó.

De acuerdo al Artículo 398 del Código Penal del estado de Durango, el delito de violación a menor de edad alcanza una sentencia de hasta 15 años de prisión, sin embargo, con el agravante de que se trata de su hija, la pena podría incrementarse en dos terceras partes, por lo que de concretarse la segunda denuncia en contra de Medina Pérez, podría alcanzar una sentencia de hasta 40 años de cárcel.

En base a las estadísticas de la Vicefiscalía de Justicia, las denuncias por violación o abusos deshonestos en agravió se han mantenido con números muy similares al año anterior, sin embargo, en septiembre se registró el mayor número de casos con nueve presuntos responsables puestos a disposición del Ministerio Público, sin embargo, no todas las denuncias de tocamientos obscenos fueron ratificadas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here