Papa reprobó a quienes hacen del dinero un ídolo

0
422

Reprobó a quienes hacen del dinero un ídolo, pues éste tiene un poder de seducción que enferma la fe, la hace tomar otra ruta y corrompe a los hombres

21/09/2013 05:05 Cynthia Rodríguez/ Especial

MILÁN, 21 de septiembre.— “No se puede seguir a Dios y al dinero al mismo tiempo. La avaricia es un pecado contra el primer mandamiento”, dijo ayer el papa Francisco durante su misa matutina en Santa Marta, afirmando que sus palabras nada tenían que ver con el comunismo, sino que son las palabras del Evangelio.

Pero padre, yo leo los diez mandamientos y ninguno habla mal del dinero. Entonces ¿contra cuál mandamiento se peca cuando uno hace una acción para el dinero?”, cuestionó el Pontífice en su homilía. “Contra el primero, porque se peca de idolatría y porque el dinero se convierte en ídolo. Con dinero te sientes más importante y luego viene la vanidad.”

El Papa aseguró que el dinero enferma el pensamiento, enferma la fe y la hace tomar otra ruta.

Si se elige la vía del dinero, al final serás un corrupto”, continuó el Papa, diciendo que éste tiene un poder de seducción que logra hacer que cualquiera se resbale en su propia perdición.

Duro contra el aborto

A pocas horas de la entrevista con la revista jesuita Civilidad Católica, en donde Francisco pidió misericordia para las mujeres que se han arrepentido de haber abortado, ayer tuvo un encuentro con ginecólogos católicos.

Cada niño no nacido, pero condenado injustamente por ser abortado tiene el rostro del Señor, que antes de nacer, y después recién nacido, ya ha experimentado el rechazo del mundo. Y cada anciano, aunque llegue enfermo al final de sus días, lleva también el rostro de Cristo. ¡No se pueden descartar!”, dijo.

Bergoglio criticó a los ginecólogos que piensan sólo en la utilidad “con mente abierta” y tienen la cultura de descartar, pues dijo, “esclaviza el corazón y la inteligencia”.

Esto tiene un altísimo costo, pues se trata de eliminar seres humanos, sobre todo físicamente a quienes socialmente son más débiles.”

Amante de la literatura

En la entrevista con Civilidad Católica, el Papa se dio tiempo para hablar también de sus preferencias literarias, sus pasiones musicales y hasta de sus gustos por la pintura.

He amado a muchos autores que son diversos entre ellos. Amo, por ejemplo a Dostoievski (Fëdor) y a Hölderlin (Friedrich).”

Confesó que sobre su buró tiene el libro de Los esposos prometidos, de Alessandro Manzoni, en espera de leerlo por cuarta vez.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here