Policías municipales se inconforman en contra de un comandante

0
476

Este se siente protegido por el secretario del ayuntamiento, para quien ya no encuentra palabras para seguirlo adulando

Jairo Torres Luría

60minutos.digital

Los problemas internos en la corporación policiaca del municipio de Moloacán siguen dando de qué hablar, esto principalmente originado por la forma de trabajar que ha adoptado el comandante Bruno Eruviel Villegas Martínez, a quien le fue entregado el puesto de segundo comandante.

Esto aun después del pésimo trabajo que realizó durante la ausencia del primer comandante, José Carlos Martínez Torres, en donde se presentaron abusos policiacos y hasta un reo se les escapó de la misma comandancia.

Un nuevo problema surgió durante la mañana de este miércoles, el primer comandante reunió a los elementos para comunicarles que precisamente el cabo chofer Jesús Arredondo seria removido a la cabecera municipal.

Este uniformado en días pasados, acudió a cortarse el cabello en horas de trabajo, en ese momento surgió un llamado de auxilio en la congregación de San Lorenzo, la cual tuvo que esperar para tener respuesta de la policía porque el mencionado uniformado estaba cambiando su look.

Otra queja más surgió ayer cuando no se contó con señal de telefonía ni red de internet, Jesús Arredondo y el “Comandante Eruviel se fueron a la congregación de Tlacuilolapan desconociéndose las razones, y pese a que sus superiores estaban tratando de contactarlos, estos no dieron respuesta.

Tras su regreso, de una forma ilógica dijeron que andaban atendiendo un llamado de auxilio el cual recibieron vía telefónica, hecho en su totalidad falso ya que durante todo el día no funcionó el servicio de telefonía celular.

Tras darse a conocer el cambio de este cabo chofer, de manera muy rápida el segundo comandante Martínez Villegas, manifestó que también era necesario el cambio del comandante Héctor Montiel, según él para que las cosas fueran equitativas.

Esta acción provocó la molestia del resto de los elementos quienes no están de acuerdo con el cambio de Héctor Montiel de quienes argumentan ha realizado un buen trabajo en la localidad, y no descartan la posibilidad de levantar firmas para que el presidente municipal, tenga conocimiento de lo que está ocurriendo dentro de la corporación.

Dijeron que el “comandantito”, ha tenido más de un error el cual parece ser que no los toma en cuenta el enlace de seguridad pública Pablo Atilano Núñez, de quien es claro notar está protegiendo a este elemento por adularlo y hacerlo sentir muy importante.

Los uniformados dijeron que el comandante Eruviel en más de una ocasión ha extraviado las llaves de la oficina de la comandancia esto tal vez provocado por la edad, por esta misma razón no podían dejar en libertad  a dos reos por lo que tuvieron que romper el candado de la celda.

Del extravió Bruno Eruviel Villegas responsabilizó a la radio operadora Brenda Luis Gómez, quien tuvo que comprar un nuevo candado.

Es necesario que el presidente municipal Omar Ricárdez, tome cartas en el asunto e intervenga a supervisar el sin número de anomalías que han surgido, estas bajo la batuta de Pablo Atilano Núñez, quien es secretario del ayuntamiento, se siente síndico y es enlace en seguridad pública, el cual ha permitido que elementos como Bruno Eruviel se sientan intocables y actúen de forma prepotente.

Cabe resaltar que en el estado de Tabasco elementos municipales se revelaron en contra de sus mandos por el mal trato que estos les daban, por esto todos unidos le dieron tremenda tunda para enseñarles que la mayoría manda.

De no intervenir otra autoridad, se corre el riesgo de que en la comandancia de esta villa se presente un hecho similar, ya que los uniformados dicen ya no soportar al comandante Eruviel quien les ha dado un mal trato.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here