Preparan albergues en caso de aumentar el nivel de alerta en el Popocatépetl

0
645

En caso de aumentar el nivel de alerta a rojo fase 1, se suspenderían clases y se cerrarían comercios y mercados ambulantes

Agencias y Fernando Pérez Corona

13/05/2013 12:04

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de mayo.- Las autoridades mexicanas trabajan ya en el acondicionamiento de albergues para acoger, si fuera necesario, a “11 mil o 12 mil personas” que viven en tres poblaciones cercanas al volcán Popocatepétl, cuya actividad ha aumentado en los últimos días, informaron fuentes oficiales.

“Ya hay camillas, ya hay agua” para atender a unas 11 mil o 12 mil personas que viven en los poblados más cercanos, dijo a la radio el coordinador Nacional de Protección Civil de la secretaría de Gobernación (Segob), Luis Felipe Puente Espinosa.

El Centro Nacional para la Prevención de Desastres (Cenapred) elevó ayer el nivel de alerta del volcán a “amarillo fase 3“, un paso previo a la alerta roja, que tiene dos niveles, y activaron planes de atención y emergencia en el estado de Puebla.

Ello estuvo motivado por algunas explosiones, un tremor constante, exhalaciones y expulsión de ceniza en la zona.

La alerta “amarilla fase 3” considera también la probabilidad de explosiones de intensidad creciente con el lanzamiento de fragmentos incandescentes para las próximas horas, según el Cenapred.

En este nivel amarillo aún “las autoridades federales, estatales y municipales” deben coordinarse y la gente “estar atenta a las indicaciones de las autoridades”, dijo Puente Espinosa.

La atención ahora está en los tres municipios de “Santiago Xalitzintla, San Nicolás de los Ranchos y San Pedro Benito Juárez, que son los que están más cerca, a 12 kilómetros del Popocatépetl, que es nuestro rango de seguridad”.

“Por el momento la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) ha enviado ya a efectivos, hemos enviado cuadrillas de salud y estamos revisando el tema del lanzamiento de ceniza en las poblaciones cercanas a Puebla“, agregó el funcionario.

De momento no se ha tomado “decisión de ninguna evacuación”, un protocolo para el cual “se trasladarían en su caso unidades de transporte para poder movilizar a la gente y los albergues” que están siendo acondicionados.

En caso de aumentar el nivel de alerta a “rojo fase 1”, las medidas afectarán ya a la población y obligarían a acondicionar escuelas como albergues, suspender clases, cerrar comercios y mercados ambulantes, dijo el máximo responsable de Protección Civil.

Expertos del Cenapred sobrevolarán el cráter del volcán Popocatepétl para observar la evolución que ha tenido el domo volcánico de manera directa y ver si se autodestruye o sigue creciendo.

Tras esta supervisión aérea está previsto que las autoridades emitan un nuevo boletín sobre la situación.

El incremento en la actividad volcánica provocó la semana pasada expulsión abundante de ceniza, la cual cubrió los pueblos más cercanos al volcán, incluyendo la capital del estado central de Puebla, donde viven 2.5 millones de habitantes.

En las últimas 24 horas, el volcán registró 25 exhalaciones de baja y moderada intensidad, según el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), el cual también detectó segmentos de tremor armónico de mediana y gran amplitud.

De acuerdo con el sistema de monitoreo del volcán del organismo federal, las fumarolas más importantes sucedieron entre las 10:00 y 11:12 horas de ayer, como también desde las 17:30 y las 10:00 horas de este lunes, cuando emitió su más reciente reporte.

“Desde las 6:30 horas se observaron cada vez más separados los segmentos. Además se registraron 25 exhalaciones de baja y moderada intensidad. También ayer a las 14:16 horas se presentó una explosión moderada.”

El Cenapred abundó que se han tenido breves periodos de visibilidad, en los cuales se han observado emisiones de vapor de agua, gas y pulsos con leve contenido de ceniza que se desplazan en dirección noreste e incandescencia en el cráter.

Abundó que durante gran parte de la mañana, no se ha tenido visibilidad hacia el volcán debido a las condiciones de nubosidad prevalecientes en la zona. Sin embargo en un breve lapso se le observó con una emisión de vapor de agua y gas en dirección noreste.

Finalmente, refirió que en años pasados este tipo de actividad ha estado asociada a ascensos de material magmático y el crecimiento de domos de lava, por lo que existe la probabilidad de los siguientes escenarios:

“Actividad explosiva de escala intermedia a alta, crecimiento de domos y posible expulsión de lava; explosiones de intensidad creciente, generación de flujos piroclásticos y lluvias de ceniza notorias sobre poblaciones cercanas y en menores cantidades en poblaciones más alejadas, dependiendo de la dirección de los vientos.”

La lluvia pertinaz de ceniza que se registró el 7 de mayo dejó cubiertos los techos de las casas, las calles y los automóviles con capas de hasta medio centímetro de profundidad.

El Popocatepétl está ubicado en Puebla, prácticamente en los límites con los de Morelos y el Estado de México, unos 70 kilómetros al sureste de la capital mexicana.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here