Arquidiócesis de México celebra la canonización de la “Madre Lupita”

0
452

Este domingo en la Catedral Metropolitana, la Arquidiócesis de México celebró la canonización desde el Vaticano, de la mexicana María Guadalupe García Zavala, conocida como la “Madre Lupita”

Iván Saldaña

13/05/2013 01:14

CIUDAD DE MÉXICO, 13 de mayo.- Este domingo en la Catedral Metropolitana, la Arquidiócesis de México celebró la canonización de la mexicana María Guadalupe García Zavala, conocida como Madre Lupita.

Durante la misa dominical el nombre de la Madre Lupita se anexó a la oración universal, donde también se pidió por los familiares y víctimas de la explosión ocurrida en San Pedro Xalostoc, en el Estado de México.

Por su parte, durante su sermón, el cardenal Norberto Rivera exhortó a laicos y católicos a no esperar a que las autoridades resuelvan solos, los problemas que la sociedad enfrenta.

“A veces, nos las pasamos pensando que los demás son los que tienen que arreglar este mundo, los de arriba son los que tienen que cumplir con su deber, y nosotros tenemos un pequeño mundo en nuestras manos que muchas veces vamos destruyendo por nuestros egoísmos y nuestros caprichos”, dijo.

Pidió a los cristianos involucrarse más en todas las “realidades”,  tanto sociales como políticas.

De esta forma, celebrando la Ascensión de Cristo a los cielos, Rivera Carrera incitó a los feligreses y religiosos a unir esfuerzos a para construir a crear un mundo más humano y sensible ante las injusticias sociales.

Expuso que ante la acción individual de cada persona por componer su “pequeño mundo”, fuera de su egoísmo, el “gran mundo” en que todos habitamos también cambiará.

“Si cada uno se interesa y se compromete por perfeccionar y dignificar su pequeña realidad, estaremos caminando seguros hacia la plenitud”, expresó.

El arzobispo primado de México recalcó que la Iglesia no está divida en dos, pues aunque está compuesta por “hombres limitados, pobres y pecadores”, también es  una “Iglesia puramente espiritual, invisible, trascendente y gloriosa”. A lo que denominó “Iglesia Misterio”.

“Algunos al ver este doble componente de la Iglesia quisieran ver dos Iglesias: la Iglesia estructura-organización y la Iglesia espiritual-carismática. Acentuar el aspecto institucional, la estructura orgánica o también sus debilidades humanas, es no querer o no poder entender el proyecto de Jesús”, enfatizó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here