Realizan operativo de búsqueda de asesino Moloacaneco

0
743
PETROLERO RECIBIO DOS IMPACTOS DE BALA
Impactos que acabaron con la vida del petrolero.
Impactos que acabaron con la vida del petrolero.

Las diferentes corporaciones policiacas recorrieron varios kilómetros a la redonda sin tener éxito

60minutos.digital

Luego del hecho de sangre que se presentara en la cabecera municipal durante la noche del pasado domingo, donde el trabajador petrolero Mayolo Morales Rodríguez de 50 años de edad, fue asesinado a balazos y la pareja formada por Javier Rodríguez Gómez y Nereida Morales Rodríguez, también resultaran heridos por arma de fuego, esto provocado por Emanuel Parada Beltrán alias “El Chunco”, cuando se encontraban en un convivio, provocó la movilización de las autoridades policiacas quienes implementaron un fuerte operativo de búsqueda tratando de localizar al asesino quien, esa noche se dio a la fuga en un caballo.

A la cabecera municipal arribaron elementos de seguridad pública del estado comandados por el delegado, Erbey Cervantes Lozano, así como agentes de la Agencia Veracruzana de Investigaciones, quienes trabajaron en coordinación con policías municipales al mando del primer comandante José Carlos Martínez Torres.

Los uniformados se adentraron entre la maleza realizando el recorrido de varios kilómetros a la redonda en busca del agresor, de acuerdo a lo mencionado por el delegado de seguridad pública, se adentraron en ranchos de la congregación de Coyolar perteneciente al municipio de Ixhuatlán del Sureste, y diferentes ranchos y parcelas situadas en el municipio Moloacaneco.

Pese al esfuerzo hecho por las autoridades policiacas quienes recorrieron decenas de kilómetros a bordo de sus unidades y a pie, el operativo no tuvo éxito, ya que el asesino tuvo varias horas de ventaja para escapar.

Cabe mencionar, con base en la información proporcionada por los hermanos del extinto, el trágico hecho se derivó de un problema entre su entenado y el hijo del asesino, los cuales se enfrascaron en una discusión en donde salió a relucir un machete, con el cual fue amenazado el hijo del asesino.

Esta situación fue del conocimiento de Emanuel Parada Beltrán, quien bajo los efectos del alcohol decidió solucionar el problema a su manera, en el trayecto para llegar al domicilio situado en la calle Melchor Ocampo, donde se presentó el homicidio y donde se efectuaba un convivio con motivo de un cumpleaños y por el Día del Padre, descendió de su caballo en el cual se transportaba y justo en la puerta de una conocida cantina comenzó hacer sus necesidades fisiológicas.

Esto provocó la molestia de la propietaria quien le pidió que no hiciera eso, a lo que le respondió que si ya se quería morir, ya que iba en camino por uno, pero que ella sería la primera mostrándole la pistola.

Al llegar al domicilio ubicado en la mencionada calle propiedad de los señores Javier y Nereida quienes también resultaron heridos, se introdujo con actitud violenta, ahí mencionó “que quien se había metido con su hijo y lo habían amenazado”, el señor Mayolo Morarles (finado), le pidió que solucionaran el problema con el dialogo, tras la discusión intervinieron los dueños de la vivienda Nereida y Javier los cuales le exigieron que saliera de su propiedad.

Esto ocasionó aún más el enojo del agresor  quien dijo “ustedes también se van a poner” y de manera instantánea sacó su arma abriendo fuego en contra de ellos, desafortunadamente los dos primeros impactos se lo dio al hoy finado justo en la tetilla de lado derecho y el otro en el pecho que posteriormente le provocaron la muerte cuando era atendido en el hospital de PEMEX.

El señor Javier resultó herido en el hombro derecho y se encuentra internado en el  hospital comunitario en la ciudad de Coatzacoalcos donde el día de hoy fue intervenido para sacarle la bala alojada en su humanidad.

Mientras que la señora Nereida corrió con más suerte de que el disparo solo rozó su abdomen.

Mientras tanto las autoridades seguirán con la búsqueda del agresor, con el fin de poder realizar su detención.

Este sujeto ya había sido investigado por la muerte de otro habitante de la cabecera municipal pero en las investigaciones no le pudieron comprobar nada por lo que fue puesto en libertad.

Los hechos sucedieron sobre la calle Melchor Ocampo en el domicilio de la señora Nereida Morales Rodríguez que festejaba su cumpleaños y el Día del padre junto a su esposo Javier Rodríguez Gómez, mientras que el finado Mayolo Morales Rodríguez fue velado en su domicilio particular de la calle Guadalupe Victoria número 43.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here