Sentencian a treinta años de prisión
a mujeres que asesinaron a un brujo


0
2175
Coatzacoalcos Ver.Irma Romero Rodríguez de 42 años de edad y su hija Sara Gallot Romero de 26 años, fueron sentenciadas a treinta años y tres meses de prisión.

Madre e hija lo mataron para robarle y comprar juguetes a sus hijos en el día de Reyes en Veracruz

Coatzacoalcos, Ver.

Juan Antonio Valencia.-

Irma Romero Rodríguez de 42 años de edad y su hija Sara Gallot Romero de 26 años, fueron sentenciadas a treinta años y tres meses de prisión, por el juez primero de primera instancia, al ser encontradas durante el proceso penal, responsables del delito de robo y  homicidio de quien en vida se llamó, Emilio Zúñiga Jiménez, quien contaba al morir con sesenta años de edad.

Irma y Sara tenían su domicilio en la calle Rafael Lorca 437 de la colonia primero de  mayo en la ciudad de Veracruz, puerto, y fueron traídas al Cereso de Coatzacoalcos, por prórroga de jurisdicción, dado a que el Cereso Ignacio Allende de ese puerto, desapareció, y en el Juzgado Primero de Primera Instancia de Coatzacoalcos, se continúo con el proceso, en la causa penal 227/010, relativa a la causa penal 05/009 del Juzgado Quinto de Primera Instancia de Veracruz.

Sobre los hechos que motivaron la sentencia, ocurrieron el 5 de enero de 2009, cuando madre e hija planearon robarle dinero al señor Emilio Zúñiga Jiménez, conocido brujo de esa localidad y que tenía su domicilio en la calle pensamiento 78 de la colonia dos caminos.

Todo inició, cuando Sara preguntó a su madre que le regalaría de día de Reyes, a sus dos hijos y la señora Irma le contestó que nada porque no tenía dinero; pero recordó que cuando visitó a Don Emilio, para que le diera una limpia, observó que tenía 50 mil pesos en una lata.

Así idearon visitarlo para robarle el dinero y lo visitaron a las 23:30 horas de ese 5 de enero, Don Emilio les abrió para “tirarles las cartas” y les cobraría 100 pesos, estando en el interior de la casa, Don Emilio que se transportaba en una silla de ruedas quedó de espaldas y la señora Irma le puso una colcha en la cabeza y le puso una almohada en la el rostro, pero el opuso resistencia y trató de alcanzar su pistola 380, pero Irma le pegó con un trozo de madera y Sara le enterró un picahielo en el tórax.
Finalmente le robaron solo 6 mil 400 pesos y al tratar de salir de la casa, los vecinos ya habían llamado a la policía por el escándalo generado y las dos fueron detenidas, ya en proceso penal, trasladadas a Coatzacoalcos, en donde se les sentenció a 30 años y 3 meses de prisión, que cumplirán en el Cereso Duport Ostión.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here