Emboscada en Sionaloa deja 13 muertos

0
1365

Una emboscada dejó un saldo de trece muertos el viernes por la noche, luego de que un comando armado presuntamente atacara a un grupo de personas en la sierra de Sinaloa.

El incidente ocurrió este viernes por la noche, en la zona conocida como Los Brasiles, a tres horas del municipio de San Ignacio.

Alrededor de la medianoche, un grupo de personas dio aviso a las autoridades en la comunidad de Vado Hondo de la sangrienta escena, con la cual se toparon mientras viajaban a Tayoltita, Durango.

Elementos del Ejército Mexicano se dirigieron a Los Brasiles este sábado alrededor de las 08:00 h, localizando a un hombre herido en compañía de otro que presuntamente lo estaba cuidando.

Foto de El Debate
Foto de El Debate

Ambos sujetos fueron detenidos  y trasladados en un helicóptero de la Policía Ministerial a Culiacán.

Foto de El Debate
Foto de El Debate

Asimismo, encontraron una camioneta Tacoma doble cabina color blanco, en cuyo interior ubicaron los cuerpos sin vida de cinco mujeres y cinco varones, así como el de un hombre más al costado derecho del vehículo.

Los hombres fueron identificados por sus familiares, que acudieron al lugar, como: Saúl Gamboa Nevárez, de 20 años de edad; Gabriel Robledo, de 18 años; Adán Alfredo González Mariscal, de 25; Maurilio Fonseca Mariscal, de 23, y José Luis Gamboa Vega, de 30, todos originarios de La Caña, así como Salomé Cebreros, de 25 años, habitante de la sindicatura de Ajoya.

La identidad de las mujeres hasta ahora permanece como desconocida.

Foto de El Debate
Foto de El Debate

De igual manera, los militares encontraron en las inmediaciones una camioneta Chevrolet doble rodado color blanco con redílas rojas, junto a la cual localizaron los cuerpos de Sergio Gamboa Ruelas, de 51 años, y Héctor Gamboa Nevárez.

Al lugar se trasladaron agentes de la Policía Ministerial y peritos de la Procuraduría estatal, los cuales ubicaron alrededor de 200 casquillos de AK-47, mejor conocido como “cuerno de chivo”.

De acuerdo con las investigaciones iniciales, se cree que los agresores dispararon desde lo alto de un cerro, haciendo de las víctimas un blanco fácil.

Asimismo, dos hombres más habría disparado desde unas “trincheras” construidas al pie del cerro, donde se encontraron dos granadas sin detonar.

De acuerdo con los familiares de las víctimas, estas habían acudido a Tayoltita a vender algunas cabezas de ganado y comprar varias cosas como leche y pañales.

Los cuerpos de las víctimas fueron levantados para su traslado al Servicio Médico Forense, donde se les practicaría la necropsia de ley antes de entregarse a sus familiares.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here