Proponen senadores castigar a maestros y padres

0
407

MÉXICO (UNIV/NTX)._

Senado­res del PRI, PAN, PRD y PT pre­sentaron ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión una iniciativa para crear la Ley General para la Prevención y Atención de la Violencia Escolar que san­ciona con una amonestación pública y hasta 5 mil días de salario a los padres, tutores o maestros que permitan, tole­ren, inciten actos de violencia en el entorno escolar.

La iniciativa presentada durante la sesión de ayer por los senadores Mariana Gó­mez del Campo, Angélica de la Peña y Omar Fayad, plantea sanciones económicas hasta por 5 mil salarios mínimos, es decir 350 mil pesos de multa, a maestros y padres de familia que sean omisos en casos de violencia escolar con sus hijos o alumnos.

Ello al margen de las responsabilidades civiles o penales que correspondan, así como se establece la in­habilitación hasta por cinco años del cargo a maestros y directivos de planteles esco­lares que solapen o no actúen a tiempo en contra del llama­do bullying.

La iniciativa se presenta días después de la muerte de un menor de secundaria en Tamaulipas, por agresiones de sus compañeros.

En la reforma se plantea modificar también la Ley General de Educación, la Ley para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes y por supuesto el Código Penal Federal.

Con ello se busca prevenir y prohibir todo acto de violen­cia en los centros escolares tanto públicos como privados.

De acuerdo con la inicia­tiva – que fue turnada a las comisiones de Educación, Estudios Legislativos y De­rechos Humanos-, se prevé que en el caso de agresiones en el entorno escolar se cana­lizará para su atención psico­lógica, tanto al agresor como a los integrantes de su entorno familiar.

Ello para que reciban terapia integral para el tra­tamiento y eliminación de conductas violentas. Ade­más se prevé que los padres de familia tomen talleres para la sensibilización y concientización de los da­ños que ocasiona la violencia ejercida en contra de cual­quiera de los miembros de la comunidad escolar.

La iniciativa señala que en caso de la realización de actos de violencia que sean constitutivos de un delito, se deberá poner el hecho en co­nocimiento de las autoridades correspondientes.

En el caso de incidentes de violencia en el entorno es­colar que pongan en riesgo grave los derechos de las ni­ñas, niños y adolescentes, el Comité para la Convivencia Escolar o las autoridades de­berán tomar las previsiones para salvaguardar sus dere­chos fundamentales.

SANCIONES

Amonestación pública y hasta 5 mil días de salario (350 mil pesos) a los padres, tutores o maestros que permitan, tole­ren, inciten actos de violencia en el entorno escolar.

Se castigará con 5 mil días de salario mínimo, clausura de la institución, suspensión del puesto o inhabilitación por cinco años a las autoridades o educadores que no tomen las previsiones necesarias para prevenir o atender incidentes de violencia.

Se prevé que en el caso de agresiones en el entorno escolar se canalizará para su atención psicológica, tanto al agresor como a los integrantes de su entorno familiar, para que reciban terapia integral para el tratamiento y eliminación de conductas violentas.

Se prevé que los padres de familia tomen talleres para la sensibilización y concientiza­ción de los daños que ocasiona la violencia ejercida en contra de cualquiera de los miembros de la comunidad escolar.

En el caso de incidentes de violencia en el entorno escolar que pongan en riesgo grave los derechos de las niñas, niños y adolescentes, el Comité para la Convivencia Escolar o las autoridades deberán tomar las previsiones para salvaguardar sus derechos fundamentales.

Deberán comunicar inmedia­tamente a las madres, padres de familia o tutores, el incidente y solicitar de forma inmediata la actuación de las instancias que correspondan.

Las autoridades que inter­vengan estarán obligadas a salvaguardar los derechos de las Niñas, niños y adolescentes, en especial los de intimidad, priva­cidad, presunción de inocencia, normal desarrollo, buena ima­gen, entre otros y reserva de sus derechos personales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here