Bellas y emprendedoras

0
132

By Angeliss Zazil

Historias de éxito

Hace ventiocho años tuve en mente aprender a confeccionar ropa, siempre fuí de la idea de que, si yo podía confeccionar mi propia ropa, eso me llevaría a un ahorro de dinero, con el cual podría cubrir otros gastos.

Con esa idea, me inscribí a un curso, para ese entonces mi niño estaba pequeño, y con el apoyo de mi mamá quien me ayudaba cuidándolo para que yo pudiera ir a mis clases. Ahí aprendí lo básico sobre el corte y confección de ropa, y empecé a practicar, haciendo mi propia ropa.

Después de unos años, quise seguir aprendiendo, para ese entonces ya tenía a mi segunda hija y fue mi mayor inspiración, crear ropa para ellos; y asi fue que me inscribí a un segundo curso, está vez en la casa de cultura, en esos años a parte de confección de ropa, enseñaban bordado, tejido y macramé.

Durante los años de escuela de mis tres hijos, confeccioné para ellos todos los trajes para festivales, eventos y uniformes. Eso me deja una gran satisfacción, porque ellos siempre han sido mi mayor inspiración.

Mi pasión siempre ha sido aprender cosas nuevas, es una manera de tener armas para ser productivos y ayudar con los gastos del hogar. Pase dos años, en los cuales, como no contaba con una máquina de coser, me quedaba más tiempo para utilizar el equipo de ahí, y practicar, hasta que mi esposo me regaló mi primera máquina.

Empecé a confeccionar ropa para mi familia y vecinas, realmente alternaba mis actividades como mamá, ama de casa y modista. Cuando los niños están pequeños, es muy complicado, pero siempre me dí un tiempo. Con la práctica, fuí perfeccionando mis técnicas tanto en toma de medidas, trazos y costura.

La única vez que pensé en desistir fue en una ocasión cuando por las fuertes lluvias se inundó mi casa, conservaba la mayor parte de mis apuntes y material, las cuales se echaron a perder, por primera vez, pensé que sería muy complicado seguir, pero para ese entonces ya había tomado un tercer curso ésta vez por parte del Icatver, donde aprendí sastreria en alta costura y en ese curso obtuvé mi certificado.

Un día de repente dije que solo era representativo todo lo que se me perdió en la inundación y yo tenía que continuar, los años de práctica me dieron confianza. Y seguí adelante hasta el día hoy. He hecho vestidos de novia, quince años, damas, niño y niñas que me han dejado una gran satisfacción.

Hemos leído la historia de Maricela Nava, una mujer alegre, persistente, muy firme en sus objetivos y muy comprometida con su trabajo como modista, siempre con la idea de aprender nuevas cosas.

Maricela, cuenta con muchos años de experiencia confeccionando ropa, su objetivo siempre es realizar un trabajo excelente, de tal manera que sus clientas se sientan contentas con el resultado, que se sientan a gusto con cada modelo hecho por ella.

A veces no te das cuenta o no crees que estás emprendiendo o que estás en una idea de negocio que se hace realidad, pero con el simple hecho de aprender y empezar a hacer, cada día se emprende hacia un negocio próspero. Lo que a veces empieza como un pasatiempo se convierte en una fuente de ingreso.

Tú también puedes convertir lo que más te apasiona, como lo es confección de ropa, manualidades o repostería en una idea de negocio.

Puedes contactar a Maricela Nava al número: 923 116 0812

Y en su perfil de facebook: Maricela Nava

Ella confecciona:

• Ropa para dama y niñas (vestidos casual y de fiesta, faldas, blusa)

• Ropa para niño

• Vestidos para XV años y Boda.