Emprendiendo el vuelo, para que en un futuro próximo nuevamente surquen el cielo azul

0
397

Miguel Hidalgo, Mpio. Catemaco, Ver., 15 de junio de 2014

Y emprendieron el vuelo, no querían salir a lo desconocido, una valiente se asomó y regreso a la jaula, pareciera que informaría las condiciones de vuelo al grupo de 27 guacamayas que fueron liberadas al medio día de este sábado.

Tímidamente salió, subió y bajo de una cuerda, se metió a la jaula, ¿qué habrá dicho?, no lo sabemos, pero de pronto las hermosas aves, iniciaron el vuelo para buscar su nuevo hogar en la selva de Los Tuxtlas.

Ante el asombro de los presentes, que contenían las ganas de aplaudir y gritar para celebrar este espectáculo que por primera vez se vive en Veracruz, luego de años de ausencia, gracias al esfuerzo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Xcaret, asociaciones civiles, la federación y el estado a través del Fondo Ambiental Veracruzano.

Tuvieron que pasar 70 años para que este especie regresara a sus tierras, la majestuosa reserva de la biosfera de Los Tuxtlas, en la comunidad Miguel Hidalgo, donde el esfuerzo de la investigadora del Instituto de Biología de la UNAM, Patricia Escalante y del fundador de la reserva ecológica Arturo Knopflmacher Basañez -un hombre que desde 2007 se dedica a tareas de conservación de 135 hectáreas que antes fueron potreros y hoy lucen su esplendor-, para que inicie el repoblamiento de esta especie.

Sin importar lo sinuoso y recorrer más de una hora a pie el camino, habitantes de las comunidades de Miguel Hidalgo, Adolfo López Mateos y Nuevo México llegaron a la reserva ecológica La Otra Opción para vivir un día histórico, la liberación de 27 de las 29 guacamayas rojas que llegaron a estas tierras el pasado 21 de marzo, donde ellos mismos hicieron una cadena humana para trasladarlas hasta este punto, gracias al apoyo de Xcaret, donde se reproducen en cautivero.

Ubicados en lo alto, desde dos puntos destinados para la observación del vuelo, los asistentes contuvieron la emoción, contemplando el majestuoso vuela de tan hermosa especie.

Con esto inicia el ambicioso proyecto de llegar a repoblar la selva veracruzana con una especie desaparecida, donde la suma de esfuerzos apoya este sueño, de ver volar a la guacamaya roja.

Debemos aprender la lección que nos brindan mujeres, hombres y niños de esta región que conscientes de la importancia de los bosques y selvas, han decidido conservar el espacio que genera agua y alberga una gran biodiversidad, cambiando la frontera agrícola-ganadera por reforestación, conservación y cuidado uno de los reductos que aún nos quedan.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here