Acné, trastorno con implicaciones psicológicas y sociales: IMSS Yucatán

0
518

Merida Yucatan

DIARIO DE YUCATAN.

Los especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Yucatán señalaron que el acné es una enfermedad que se caracteriza por la aparición de lesiones en la piel como consecuencia de una inflamación y posterior infección del poro folicular -orificio de salida del pelo-. Este trastorno puede llegar a tener implicaciones psicológicas y sociales, lo que hace que aumente el grado de tensión emocional y, en consecuencia, empeore el acné.

Se presenta típicamente en la adolescencia debido a una interacción entre hormonas, sebo y bacterias que viven sobre la piel o dentro de ella. Durante la pubertad, aumenta la actividad de las glándulas sebáceas de la piel con producción excesiva de sebo; a menudo, el sebo seco, la piel descamada y las bacterias se acumulan en los poros formando un comedón, que impide que el sebo fluya desde los folículos pilosos atravesando los poros. Si el bloqueo es incompleto se forman puntos negros; si es completo, aparecen puntos blancos.

Sin embargo existen algunas formas especiales de acné que pueden afectar a recién nacidos o a personas adultas expuestas a determinados productos industriales (acné ocupacional), o a personas que ingieren determinados medicamentos como los corticoides orales (acné inducido por fármacos), siendo estas formas clínicas menos frecuentes que el acné juvenil clásico.

Señalaron que se manifiesta clínicamente con varios tipos de lesiones, pudiendo presentarse varias de ellas en un mismo paciente. Se dividen en lesiones no inflamatorias (comediones y puntos negros) e inflamatorias (pápulas rojizas, pústulas, nódulos y quistes). Las lesiones inflamatorias son de especial cuidado, pues en su evolución pueden dejar cicatrices, que son las secuelas más importantes del acné.

Las lesiones del acné se localizan principalmente en cara, espalda, hombros y región preesternal, que son las zonas seborreicas del cuerpo.

Empeora durante el invierno y mejora en verano, probablemente debido al efecto beneficioso del sol. La dieta tiene escasa o nula influencia sobre el acné; no obstante, algunas personas son sensibles a ciertos alimentos, eliminarlos de la dieta durante varias semanas para después incluirlos de nuevo puede ayudar a determinar su verdadera influencia. También puede aparecer con cada ciclo menstrual en las mujeres jóvenes y desaparecer o empeorar notablemente durante el embarazo.

Los especialistas del IMSS apuntaron que en algunas pacientes en las que el acné se asocia a otras alteraciones como trastornos menstruales, caída de cabello, seborrea o aumento de vello, es necesario realizar una analítica hormonal complementaria que permitirá descartar la presencia de alteraciones y orientar mejor el tratamiento.

Se recomienda lavar las zonas afectadas una vez al día o máximo dos con un jabón neutro no graso, ya que hacerlo varias veces al día resulta poco eficaz. Los jabones abrasivos pueden secar las lesiones pero también pueden irritar la piel.

El mejor tratamiento es individual según las características del acné de cada paciente, por lo que no debe recurrir a la automedicación ya que podría empeorarse, es por esto que se debe consultar con el especialista para que éste le indique cuál es la mejor opción.- (Comunicado No. 6822-12)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here