Asesinan al que vendía palancas

0
577

REDACCIÓN

Oteapan. Un total de cinco impactos de arma de fuego son los que acabaron con la vida de Nelson Celis Dávila de 50 años asesinado la noche del pasado jueves en un potrero del rancho “San Pablo” asentado en la calle Nicolás Bravo del barrio San Román.

Fuentes policiacas confirmaron que el individuo presentaba disparos en diferentes partes del cuerpo, mientras que sigue siendo un misterio el móvil del nuevo crimen.

Fue  su hija Alicia Celis  Ramírez, la persona que reconoció el cadáver inerte del sujeto que se dedicaba a la venta de palancas, mencionando desconocer los motivos de la agresión en contra de su padre a quien calificó como una persona pacífica y sin enemigos.

Las investigaciones se complican al no existir testigos oculares de los hechos y mucho menos una línea de investigación que pueda ayudar a localizar a él o los homicidas del occiso que tuvo su domicilio en conocido cerca de donde ocurrió el deceso.

El cuerpo fue entregado a la hoy viuda tras la necro-cirugía practicada en el Servicio Médico Forense (SEMEFO).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here