Mataron a familia para que no los denunciaran, afirma la Fiscalía

0
417

Los ocho miembros de una familia de la colonia Morelos Zaragoza fueron asesinados porque el padre no pagó el alquiler de un can de raza pitbull que le facilitaron para que lo cruzara con una perra, informó la Fiscalía Zona Norte en un comunicado.

Entre cuatro individuos dieron muerte al deudor en su casa y en seguida privaron de la vida a los otros siete parientes para que no los denunciaran, pues tres de los presuntos asesinos eran conocidos de la familia, agregó.

A través de un comunicado, la Fiscalía informó que Jesús Daniel Mendoza Hernández apodado ‘El Tomate’ de 30 años y Édgar Uriel Luján García de 31 fueron detenidos en términos de a flagrancia.

Se les considera probables responsables del delito de homicidio calificado de ocho miembros de una familia, continuó.

Indica que en las investigaciones realizadas se tuvo conocimiento de que el móvil de los hechos fue una deuda económica de mil 500 pesos que una de las víctimas, a quien se identificó como Máximo Martín Romero Sánchez, tenía con sus agresores.

Dicho adeudo fue contraído por la víctima con uno de sus posteriores atacantes hace aproximadamente dos meses, por el alquiler de un perro de la raza pitbull para cruzarlo con una hembra de la misma raza que era propiedad de la víctima, dio a conocer.

De hecho, hay dos personas prófugas quien eran vecinos de la familia asesinada y son los dueños del perro, informó.

En el comunicado, la Fiscalía indicó que los dos detenidos, Jesús Daniel Mendoza y Édgar Uriel Luján García, dijeron que mes y medio atrás comenzaron a hostigar a Máximo porque no les pagaba, pues siempre que acudían a cobrarle decía que no tenía dinero.

Finalmente, en compañía de cuatro sujetos de aspecto cholo acudieron a la casa de la víctima y amenazaron a Máximo, dándole un plazo para que pagara, continuó.

El sábado pasado acudieron a casa de la víctima para exigirle el dinero y entonces dos de ellos hablaron con Máximo y otros dos se quedaron en el automóvil, informó.

Después de la exigencia económica empezó la discusión y entonces el dueño del perro tomó un cuchillo de cocina y comenzó a agredir a Máximo, agregó.

Al escuchar los gritos, los dos tipos que se quedaron en el automóvil entraron a la vivienda y atacaron a Máximo hasta darle muerte, continuó.

Y entonces, como tres de los agresores eran conocidos de la familia, decidieron privar de la vida a todos los miembros para que no fueran a denunciarlos, se dio a conocer.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here